Bombardea Trump a Siria

El gobierno de los Estados Unidos realizó el primer asalto militar directo contra el gobierno de Bashar al-Assad desde que comenzó la guerra civil siria, hace seis años. Fueron aproximadamente 50 misiles de crucero los que se lanzaron contra un aeródromo militar sirio, ello en represalia por un ataque químico que mató a decenas de […]

El gobierno de los Estados Unidos realizó el primer asalto militar directo contra el gobierno de Bashar al-Assad desde que comenzó la guerra civil siria, hace seis años.

Fueron aproximadamente 50 misiles de crucero los que se lanzaron contra un aeródromo militar sirio, ello en represalia por un ataque químico que mató a decenas de civiles.

Con ello, se abre una confrontación directa entre Estados Unidos con Rusia e Irán, que respaldan a Al-Assad en sus esfuerzos por ganar la guerra civil y aplastar a los rebeldes sirios.

El ataque podría poner en peligro a cientos de soldados estadounidenses que se encuentran estacionados ahora en Siria y cuya labor era asesorar a las Fuerzas locales antes de un asalto importante contra la ciudad siria de Raqqa, la capital de facto del autodenominado grupo yihadista Estado Islámico (EI).

La decisión de atacar a Siria se produce tras 48 horas de deliberaciones intensas de funcionarios estadounidenses, y representa una ruptura significativa con la reticencia de la Administración anterior a involucrarse militarmente en la guerra civil siria y cambiar su enfoque, que por ahora se centraba en atacar al EI.

El aparente ataque con gas sarín de este martes, en el norte de Idlib, un enclave rebelde, con sus ampliamente difundidas imágenes de niños asfixiados por el agente químico, parece haber sacudido al Presidente Trump y algunos de sus asesores principales lo suficiente para endurecer su posición contra el líder sirio.

Los misiles golpearon una instalación área en Shayrat, en la provincia de Homs, según anunció el Pentágono, que considera que en esa base se almacenaba el arsenal químico que empleó el Ejército sirio en su ataque en la zona rebelde de Khan Sheikhum.

Los misiles se lanzaron desde dos buques en el mar Mediterráneo a las 8.40 de la noche en Estados Unidos (las 4.40 de la mañana en Siria) e impactaron aviones, depósitos de gasolina, sistemas de defensa aérea y radares.