Skip to content Skip to footer

Conversatorio AD | “No se ve por dónde se pueda hacer chanchullo”: Vocal del INE

Oscar Alberto Ciprian Nieto, vocal secretario de la junta local del INE Estado de México, nos acompañó en el Conversatorio AD

Oscar Alberto Ciprian Nieto, vocal secretario de la junta local del INE Estado de México, nos acompañó en el Conversatorio AD. Explicó las principales atribuciones que tiene el árbitro electoral, cuál es su funcionamiento y los retos a los que se enfrenta en el marco del proceso más grande de la historia.

– El INE se creó principalmente para organizar elecciones y desarrollar procesos electorales; sin embargo, al paso de los años, a través de diferentes reformas, el poder legislativo le ha encomendado más funciones, al grado de que en el 2014 dejamos de ser una instancia federal para ser un organismo nacional. Con ese adjetivo, se adquieren muchas responsabilidades que antes no se tenían.

Por ejemplo, la organización y desarrollo del proceso electoral federal, se le sumó todo lo relativo a la organización y desarrollo de los procesos locales y, con eso, adquirió la función de fiscalización, ahora conoce de todos los precandidatos y candidatos de nivel federal o estatal una vez que se inscriben y participan (…).

Al día de hoy, el INE es un instituto que también hace elecciones. La función básica, sustancial, es organizar elecciones tanto federales como locales.

– Se han ido cambiado de instancia las funciones. Al inicio, por ejemplo, la elección de los diputados la calificaba el mismo congreso, el presidente de la república y la cámara de diputados, ahora no. ¿Quién califica la elección de un senador y de un diputado federal? son los consejos federal y local del INE. Quienes califican una elección de diputado local del ayuntamiento, consejos distritales y municipales del Instituto Electoral del Estado de México (IEEM).

En caso de que exista algún conflicto en el proceso de elección, se haya asignado u otorgado la constancia de mayoría y validez de manera indebida a juicio de un contendiente, está la otra instancia jurisdiccional que son los Tribunales Electorales, tanto el federal como el local, para solucionar esas controversias.

– Si durante ese proceso surge alguna conducta que esté tipificada como delito electoral dentro de la Ley Federal de Delitos Electorales, entonces intervienen las fiscalías especializadas. Si es una falta de algún candidato o puesto de elección federal, interviene la Fiscalía Especializada en Delitos Electorales (FEDE) que pertenece a la Fiscalía General de la República (FGR). Si es un aspirante o candidato a elección local entonces la FEDE de la Fiscalía del Estado de México.

Se sigue todo el curso del proceso y una vez que el órgano o la autoridad electoral administrativa de las instancias del INE declaran ganador a un candidato y le entregan la constancia de mayoría y validez, y alguno de los contrincantes está en desacuerdo, entonces puede promoverse un recurso o un medio de impugnación que se llama juicio de inconformidad y eso lo conoce exclusivamente el Tribunal Electoral a través de sus salas.

Te puede interesar: Mesa Edomex 2021 | La crisis de credibilidad de los partidos políticos

A nivel estatal existe la misma estructura, una autoridad electoral administrativa: IEEM, una fiscalía en delitos electorales que pertenece a la Fiscalía General del Estado y un Tribunal Electoral en el Estado de México. El INE a la par coexiste con su propia estructura para procesar toda la información que corresponda a los puestos de elección popular federal.

Es importante que esta información la conozca el elector común y corriente para que pueda hacer juicios más informados.

La cuestión electoral es muy técnica, no es muy fácil comprenderla y es tan amplia que tampoco te bastan algunas horas; sin embargo, tratándose de la posibilidad que tiene la ciudadanía de en algún momento para impugnar o recurrir a algún acto, de acuerdo a los criterios que ha emitido las diferentes salas del Tribunal Electoral, ya no se necesita un documento tan técnico o una asesoría tan especializada para que finalmente pueda prosperar una impugnación.

El Tribunal dice que si tú en el contenido de un escrito encuentras la queja del ciudadano y que está pidiendo que se le resuelva o se le imparta justicia, con eso es suficiente para caminar.

– Tenemos que diferenciar lo que es una queja de una denuncia, y un medio de impugnación. El medio de impugnación combate un acto de autoridad y entonces se requiere que quien promueva debe estar legitimado, debe tener derecho para participar e intervenir. Digamos que ahí es más exigente, reduce mucho los potenciales de los ciudadanos para impugnar. Por ejemplo, si van a impugnar el registro de un candidato, eso solo puede hacerlo otros partidos políticos, otros candidatos o algún ciudadano que haya buscado la candidatura que se quedó en el camino.

En las quejas y denuncias lo que se reporta son conductas o hechos particulares no de autoridades, en esos casos la ley expresamente establece que hay agentes o instancias legitimadas, pero también lo puede hacer la ciudadanía en general y para eso basta que se presente la denuncia o la queja ante cualquier instancia del INE.

–Para que una compra y coacción del voto se acredite, se necesita consumar al grado de que si yo te condicione a ti para que votes por “x” dándote un incentivo, sólo se va a consumar si tú efectivamente votas por él porque te lo estoy imponiendo.

Si tú ya habías decidido apoyar a esa opción, entonces no se consuma, porque el fondo del asunto es que yo efectivamente condicione tu voluntad o tu libertad y que yo te estoy presionado.

– Sí hace daño a la necesidad que tiene el sistema electoral mexicano de mayor participación e involucramiento de la ciudadanía. La postura que tiene el señor presidente o cualquier servidor público es respetable; sin embargo, en mi opinión no se tiene claro el papel o la función, no solo de otros poderes del Estado , sino también de órganos autónomos del Estado, que se crearon por razones sustentadas. (…)

Es tan natural que en un país plural como en el que estamos, pues definitivamente quienes integran hoy el consejo federal, el INE o derechos humanos o cualquier otra institución tengan criterios o puntos de vista apartados de lo que yo pienso, pero en una sociedad democrática por su puesto que esos es válido. Yo no puedo pensar en alinear una visión porque la integran muchos servidores públicos.

Esto evidencia varios aspectos, que yo te podría decir desde el punto de vista legal y del INE, la determinación del INE y del Tribunal están totalmente apegadas a la ley, puede no gustar lo que dice la ley, pero entonces lo que se tienen que hacer es revisar y tal vez reformar esos criterios.

Hay varios aspectos, la pandemia llegó a complicar varios rubros, que entre sus efectos colaterales está la cuestión electoral. Este diferendo al que refieres con la presidencia del país tampoco abona, no porque se trate del INE sino con cualquier institución (…). No hemos podido revertir ese desencanto que la ciudadanía tienen con lo político, con lo electoral, con los gobernantes, porque no es gratuito, efectivamente servidores públicos hemos dado muestras sobradas de que hacemos mal las cosas y, entonces, la ciudadanía en lugar de que se acerque la alejamos.