Skip to content Skip to footer

¿Cuál es la biodiversidad del Lago de Texcoco?

La zona contiene ecosistemas representativos que son el hábitat de más de 250 especies de flora y más de 370 de fauna

La zona natural del Lago de Texcoco se convirtió en área natural protegida, luego de que el gobierno federal publicara en el Diario Oficial de la Federación el decreto por el cual 14 mil hectáreas –que serían utilizadas para la elaboración del anterior aeropuerto– serán protegidas para preservar la diversidad de flora y fauna endémica.

Lee: Declaran área natural protegida al Lago de Texcoco

¿Cuáles son las características del Lago de Texcoco?

La región conocida como Lago de Texcoco en el Estado de México se localiza en la provincia fisiográfica denominada Eje Neovolcánico Transversal Mexicano, que es una cadena de volcanes activos y es considerada como una enorme masa de rocas volcánicas, con derrames de lava y otras manifestaciones ígneas de la era Cenozoica. Tiene presencia de amplias cuencas cerradas ocupadas por lagos, como los de la cuenca endorreica del Valle de México.

Los vasos de antiguos lagos se encuentran distribuidos entre las sierras y demás aparatos volcánicos, de manera que los mayores quedan ubicados en la cuenca de México, en altitudes entre los 2,240 y 2,260 msnm, en los cuales se albergan ecosistemas de vegetación halófila terrestre, acuática, ciénegas y tulares y cuerpos de agua, vinculados al ciclo hidrológico de vital importancia para la sociedad y la vida silvestre.

El Lago de Texcoco es un humedal lacustre intermitentemente inundado, ubicado en la Región Hidrológica Pánuco en la Cuenca Río Moctezuma y subcuenca Pachuca-Ciudad de México y que es considerado el cuerpo de agua más importante de la Cuenca de México, ya que es el único vaso regulador hídrico y climático que existe al Oriente del Estado de México.

Además, forma parte de la Región Hidrológica Prioritaria “Remanentes del complejo lacustre de la Cuenca de México”, que está compuesta por recursos hídricos lénticos, como canales y lagos relictos: Texcoco, Xochimilco, Zumpango, Chalco, Ciénega de Tláhuac, vasos reguladores y de recreación; lóticos: ríos Magdalena, San Buenaventura, San Gregorio, Santiago, Texcoco y Ameca, arroyo San Borja, aguas subterráneas del sistema acuífero del Valle de México, asimismo, es de vital importancia para el Valle de México, tanto para el control de inundaciones, como para el saneamiento y abastecimiento de agua potable.

Flora y fauna

La zona contiene ecosistemas representativos que son el hábitat de más de 250 especies de flora y más de 370 de fauna, 10 especies de hongos y musgos de las cuales 48 están bajo alguna categoría de protección.

Es hábitat del 60 por ciento de la diversidad de aves del Estado de México y funciona como refugio para un gran número de especies de aves migratorias, la mayoría de invierno (34.78%); seguido de residentes (16.30%) y transitorias (12.68%).

Te puede interesar: La biodiversidad del Lago de Texcoco

Alberga poblaciones de 24 especies con algún estatus de riesgo de acuerdo con la NOM-059-SEMARNAT-2010; además es un área de importancia para la Conservación de las Aves en México, al ser hábitat para aves acuáticas y playeras. Recibe en promedio 150,000 anualmente, utilizando el humedal como sitio de descanso y de recarga de energía o como estancia para pasar el invierno.

¿Qué especies puedo encontrar?

Aquí encontrarás plantas como el falso maguey grande, así conocido en la región, (Furcraea parmentieri) y el apaclol o papa de agua (Sagittaria macrophylla), ambas catalogadas como amenazadas.

También, animales como el ajolote del altiplano, la culebra chata de Baird y la tortuga pecho quebrado mexicana, sujetas a protección especial. Además, el playerito occidental, el pato mexicano, el chorlo nevado , el cincuate y la rana de árbol plegada, catalogadas como amenazadas.

Asimismo, el mexcalpique y el rascón real, especies en peligro de extinción, así como más de 100 especies endémicas al territorio nacional.

El intento de aeropuerto, el ecocidio en el Lago de Texcoco

Académicos de la Universidad Nacional Autónoma de México previnieron sobre los daños ecológicos y sociodemográficos de la obra.

“Construir aquí (en Texcoco) no es conveniente, es un santuario de aves silvestres, se está produciendo un ecocidio porque no solamente se está destruyendo el lago sino toda la vida que hay en él, es un lugar único en la cuenca”, afirmó la bióloga Patricia Escalante Pliego del Instituto de Biología de la Máxima Casa de Estudios.

Fue en 2018, cuando el entonces presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, dijo que la conservación de la zona lacustre de Texcoco es un triunfo para el movimiento ambientalista y adelantó que en la zona se buscará crear un gran centro ecológico y deportivo con la participación de los gobiernos de la capital del país, del Estado de México y del federal.