Culpa Eruviel a los ayuntamientos por la inseguridad que vive el estado

En un deslinde de responsabilidad por la crisis de inseguridad y violencia que vive el Estado de México, el Gobernador Eruviel Ávila Villegas pidió a los alcaldes una incorporación más activa, compromiso más serio y eficacia urgente en los exámenes de control de confianza sobre sus policías para regresarle a los mexiquenses la tranquilidad y paz social que merecen.

Con frases como “El Estado de México no va a poder solo”, “Necesitamos de la concurrencia de las autoridades municipales” o “Es momento que todos cerremos filas”, el Gobernador achacó a los municipios el clima de inseguridad por el que se traviesa.

Con más de 3 mil muertes violentas registradas en los últimos 8 años, 150 de las cuáles se han perpetrado en los primeros 75 días del 2014, Ávila Villegas admitió que la entidad vive hoy graves niveles de inseguridad y ante lo cual –aseguró- “no hemos estado cruzados de brazos”.

“Mi compromiso de seguir trabajando seriamente, con entusiasmo, para poder superar los niveles que tenemos hoy día en temas relacionados a la seguridad pública, hemos estado trabajando desde diversos rubros y frentes. El llamado urgente a las autoridades municipales para que todos asumamos nuestras responsabilidad en temas relacionados a la seguridad”, exclamó.

Obligado por la renuncia de Manuel Mondragón como Comisionado Nacional de Seguridad del país, el mandatario mexiquense se refirió en términos generales a la delincuencia, pero hizo un alto  en el delito de extorsión donde luego de destacar que el Estado de México ocupa el octavo lugar en la comisión de este delito, anunció que hoy mismo presentará una iniciativa de ley para tipificar el delito de introducción de teléfonos celulares, radios, drogas o dinero a las cárceles de la entidad.

“Establecer formalmente como delito el hecho de que se permita, facilite, tolere e introduzcan equipos electrónicos de comunicación, radio comunicación, telefonía celular, drogas, enervantes, dinero, armas o cualquier otro objeto prohibido en penales o centros de readaptación social. Se tienen estudios que la gran mayoría de extorsiones se hacen por la vía telefónica, el 70 por ciento, y gran parte de estas llamadas salen de los penales de todo el país”, afirmó.