Skip to content Skip to footer

Da Infoem curso a municipios

El componente básico de la procuración efectiva de la rendición de cuentas en una sociedad democrática es la transparencia, ya que, sin ella, resulta difícil formular expectativas claras de desarrollo humano con justicia social; por ello, se erige como premisa fundamental para el desarrollo nacional, aseguró Josefina Román Vergara, comisionada del Instituto de Transparencia, Acceso a la Información Pública y Protección de Datos Personales del Estado de México y Municipios (Infoem).

Al impartir una capacitación a servidores públicos adscritos a los ayuntamientos de Cuautitlán Izcalli, Huehuetoca, Tepotzotlán y Coyotepec, de la Secretaría del Transporte y de la Junta de Conciliación y Arbitraje del Valle Cuautitlán Texcoco, la comisionada señaló que la transparencia y el acceso a la información pública constituyen mecanismos esenciales para cimentar un gobierno democrático.

“La transparencia abre la información al escrutinio público, para que las personas interesadas puedan revisarla, analizarla y, en su caso, utilizarla como herramienta para sancionar; mientras que, por conducto de la rendición de cuentas, el gobierno explica a la sociedad sus acciones y acepta consecuentemente la responsabilidad en la toma de cualquier decisión al respecto”, argumentó la comisionada.

Actualmente, dijo Román Vergara, la transparencia representa uno de los valores más preciados del escenario internacional, “tan es así que, mientras en México la legislación de la materia cumplió ya una década de existencia, en algunos países europeos apenas se está considerando la creación de una ley de trasparencia, por lo que resulta indispensable que los servidores públicos vigilemos su cumplimiento, para que nuestro país tenga un mayor desarrollo humano, con leyes que beneficien a toda la población”.

La integrante del Infoem explicó a los asistentes que un Estado democrático exige de los servidores públicos una mayor transparencia, mediante una labor basada en la responsabilidad, que contribuya a fortalecer la confianza entre la población y sus autoridades, al garantizar el pleno ejercicio del derecho fundamental de conocer el quehacer gubernamental.

“Una política pública es transparente si resulta comprensible, si la información está disponible, si la rendición de cuentas es clara y la población sabe qué papel juega dicha política, pues la presencia de la transparencia se ha intensificado en los años recientes, debido a las exigencias políticas de los mexiquenses interesados en la actuación de sus gobiernos”, concluyó.