Delegados seguirán sin cobrar sueldos en Edomex

El Tribunal Electoral mexiquense desechó esta iniciativa llevada por 21 autoridades auxiliares de Atlacomulco, Ixtlahuaca y Jiquipilco

Los magistrados del Tribunal Electoral del Estado de México (TEEM) rechazaron 21 peticiones de delegados de los municipios de Atlacomulco, Ixtlahuaca y Jiquipilco, quienes exigen tener un salario como autoridades auxiliares.

Los magistrados sostuvieron el criterio vertido en el caso de Ocoyoacac, al señalar que las autoridades auxiliares no realizan funciones inherentes a la estructura municipal, pues solo son instrumento de participación ciudadana para el apoyo y supervisión de los servidores públicos municipales, en beneficio de los habitantes de la comunidad.

Cada uno de los delegados solicitó formalmente a los ayuntamientos el pago de un salario, remuneración o dieta, pero las áreas jurídicas se negaron, con el argumento de que no son parte de esas administraciones municipales.

Por esa razón los quejosos acudieron al Tribunal Electoral para demandar el reconocimiento de lo que consideran un derecho, pero no obtuvieron respuesta favorable de los magistrados, quienes consideraron inviable esta petición.

“Las autoridades auxiliares no tienen derecho a recibir una remuneración, ya que el cargo que ostentan es honorífico y su función es ser un enlace entre la ciudadanía y el ayuntamiento; por lo cual no pueden ser considerados como servidores públicos” señalan los acuerdos emitidos.

Del municipio de Atlacomulco recurrieron 12 delegados y cuatro de Ixtlahuaca, además de cinco de Jiquipilco. En este último caso no se entró al análisis ya que fueron presentados fuera del plazo de cuatro días para impugnar que marca la ley, a partir de la notificación formal de la respuesta.

No obstante, los quejosos todavía pueden recurrir a la autoridad federal para tratar de modificar el fallo de la instancia local, tal como lo hizo el delegado de La Marquesa, quien en mayo pasado obtuvo un fallo favorable del TEPJF.

En esa ocasión la sala regional del Poder Judicial de la Federación determinó que las autoridades auxiliares no podían considerarse cargos honoríficos en el Estado de México y podían demandar el pago de un salario por las labores que desempeñan como delegados municipales.

El acuerdo fue aprobado por mayoría, y desde ese momento el magistrado Alejandro Avante Juárez, quien no compartió la postura, advirtió que esa decisión podría generar una ola de recursos, pero los magistrados Juan Carlos Silva Adaya y la presidenta Marcela Elena Fernández Domínguez sostuvieron que de no hacerlo violentarían un derecho humano irrenunciable.


En el mismo sentido, el TEEM también resolvió una demanda salarial de una integrante del Comité de Participación Ciudadana que demandó la negativa del ayuntamiento a pagarle un salario. Los magistrados consideraron que el cargo no está reconocido dentro de la estructura municipal y en la convocatoria se estableció claramente que era un espacio honorario, lo cual aceptó al participar en la contienda; por lo cual no puede ahora demandar un trato distinto.

Dentro de los 39 juicios se resolvieron dos del PAN, donde no logró acreditar promoción personalizada, ni electoral de Morena, porque la actuación del servidor señalado se enmarca dentro de la pandemia por covid-19 y su nombre obedece sólo a un elemento de identificación, aunado a que no había iniciado el proceso electoral.

En el otro caso consideró que la pinta de una barda en el ayuntamiento de Atizapán de Zaragoza no está fuera del marco legal porque el único mensaje era que no tiraran basura para evitar inundaciones, lo cual está dentro de su marco de actuación y responsabilidad.

También amonestó a Movimiento Ciudadano por incumplir con sus obligaciones en materia de transparencia, en la verificación oficiosa realizada el año pasado.