Skip to content Skip to footer

Denuncian campesinos abusos y despojos en San Mateo Atenco

Los campesinos denunciaron que han sido amenazados de muerte por las dos luchas que están emprendiendo y la semana pasada acudieron tanto a palacio nacional, como a la Suprema Corte de Justicia de la Nación y a la Comisión Nacional de Derechos Humanos

Campesinos de San Mateo Atenco son víctimas de abusos y mantienen una larga lucha legal contra la empresa Reciclagua, pues acusan que los metales pesados, arrojados en el agua tratada, han contaminado sus terrenos desde hace décadas y han generado fuertes problemas de cáncer e hipertensión entre la población aledaña al Río Lerma.

Adicional a ese problema, que han denunciado desde hace más de 20 años, ahora también son víctimas de despojos en el paraje Isidro Fabela y otros, pues a partir de un convenio de límites entre Toluca y Lerma, firmado en 2011, han llegado personas y supuestos delincuentes a asegurarles que los terrenos ya no son suyos, pues no son de San Mateo Atenco, sino de Lerma o Toluca y han sido vendidos.

Antonio Campos Pichardo, quien desde hace años es parte de quienes encabezan los reclamos para que se deje de contaminar la zona del Lerma y se reconozcan los daños provocados por los metales pesados del agua contaminada advirtió que en una nueva demanda ante la Fiscalía General de la República han exigido se hagan estudios para sustentar sus señalamientos.

Dijo que aún cuando inicialmente las autoridades no los habían autorizado ahora tendrán que realizarse nuevos peritajes, con los cuales esperan demostrar que el agua del río está contaminada y ha provocado enfermedades, pues de acuerdo con estudios de 1998 se acreditó que también la leche del ganado vacuno tenía metales, y al beberla la gente enfermó, entre ella, madres y sus bebés.

Te puede interesar: Abusos: la constante denuncia en los municipios del Edomex

En cuanto al despojo advirtió que a  varios campesinos ya les han quitado sus tierras y a otros los han amenazado con que su ejido no es de ellos; incluso en el Registro Agrario se perdieron expedientes de ese municipio, donde se dotaba de las tierras a San Mateo Atenco.

Pese a ello, afirmó que cuentan con los documentos para acreditar que son posesionarios y que la federación en los años veinte expropió y dio las tierras a San Mateo Atenco.

Los campesinos denunciaron que han sido amenazados de muerte por las dos luchas que están emprendiendo y la semana pasada acudieron tanto a palacio nacional, como a la Suprema Corte de Justicia de la Nación y a la Comisión Nacional de Derechos Humanos para pedir el apoyo de las instancias federales, a fin de demostrar la contaminación y los daños que se han generado por el agua contaminada en la zona de Lerma, pero también para evitar que les quiten sus terrenos.

Refirió que dentro de la denuncia que presentaron, la Fiscalía General de la República (FGR) requirió al alcalde de Lerma información sobre los parajes de Isidro Fabela, Emiliano Zapata y Francisco I. Madero para demostrar que pertenecen a Lerma, pero el presidente municipal dijo desconocer el asunto y pidió que la soliciten al Registro Agrario Nacional y a la Procuraduría Agraria.