Skip to content Skip to footer

Desconoce Martha Hilda afectaciones por cumbre

En una verbena de cuestionamientos, reclamos, solicitudes personales y de hasta advertencias políticas se convirtió la reunión que este día tuvo la presidenta municipal de Toluca, Martha Hilda González Calderón con dueños, encargados y trabajadores de comercios establecidos de la zona centro.

La idea primordial era aclarar las dudas de los empresarios sobre las restricciones y afectaciones a sus negocios, derivado de la Cumbre de Líderes de América del Norte a celebrarse en esta ciudad el 19 de febrero y que contará con la presencia del presidente de Estados Unidos, Barack Obama; del primer Ministro de Canadá, Stephen Harper; y del presidente de México, Enrique Peña Nieto.

Ante las preguntas de qué días, qué calles, cuáles serán las rutas y limitaciones específicas implantadas por los equipos de seguridad, González Calderón sólo dijo que no serán restricciones obligatorias y menos de dos o tres días, sino exclusivamente el día miércoles 19 de febrero.

“Es un solo día, se ha comentado mucho que son tres días o una semana y no, solamente será el 19 de febrero, nos están pidiendo desde las 7:00 de la mañana hasta las 8:00 de la noche; las limitantes son vehiculares principalmente y será el 19 de febrero, referente al centro histórico de Toluca”, explicó.

Fue así que aunque su objetivo fue el aclarar las dudas de los comerciantes, Martha Hilda González dejó más dudas de las que había, ya que nunca supo definir las calles y el tipo de restricciones que habrá sobre ciudadanos, negocios y visitantes; y lo peor del día fue a la hora en que le dio la palabra a los comerciantes.

“El centro ya está muy bonito, pero no se fijen por la ciudad nada más cuando haya cumbre, hagan algo siempre por el centro, no nada más porque viene Obama o nuestro propio presidente y no nada más para este show”, dijo una de las comerciantes.

“Ya me siento indocumentado en mi negocio por fotos y datos que nos han pedido, veo alfombra roja y la fantasía para los extranjeros y para nosotros la indiferencia del 089, veo la cobardía de la policía municipal y la desorganización del Mando Único… Y creo que no repite el PRI”, exclamó otro de los comerciantes.

Otras de las dudas fue en el sentido de qué hará el municipio por proteger a los negocios, especialmente a las tiendas departamentales, ante las posibles marchas, mítines y protestas que generalmente se presentan en este tipo de eventos internacionales.

Cabe destacar que en esta reunión ningún comerciante hizo alusión a los supuestos beneficios fiscales que comprometió el Gobernador, Eruviel Ávila Villegas –a través del ayuntamiento- para paliar las pérdidas económicas de los negocios que se vean afectados por la Cumbre.