Skip to content Skip to footer

El daño de las campañas de forestación en el Parque Estatal Sierra Morelos

Sin tomar en cuenta los principios de la conservación las autoridades han modificado el terreno e introducido múltiples especies de árboles, poniendo en riesgo las especies nativas

Con desconocimiento del tema y sin mayor planeación, distintas administraciones como la de Juan Rodolfo Sánchez Gómez alcalde de Toluca, han realizado campañas para sembrar árboles en el parque Sierra.

Una de estas acciones puede constatarse en un comunicado del ayuntamiento de Toluca del 30 de octubre de 2020, en el que se informa de los trabajos de “Reforestación” en el parque donde fueron sembrados “árboles de pino cembriodes, cedro blanco, ayacahuites y ciertas especies de encino”.

Para más antecedentes: Fracasa la campaña de reforestación en Toluca

De acuerdo con el Dr. Armando Sunny quien labora en el Centro de Investigación en Ciencias Biológicas aplicadas de la UAEMex y la Dra. Andrea González de la Universidad Autónoma Metropolitana Unidad Lerma, quienes realizan labores de investigación y conservación en el parque; el resultado de campañas de este tipo ha sido contraproducente, pues no solo han muerto la mayoría de los árboles sembrados, sino que se ha modificado el terreno y desplazado las especies nativas de la zona.

En el Valle de Toluca existen bosques en zonas como las del Nevado de Toluca que son fundamentales conservar, sin embargo también hay otros ecosistemas como los humedales y el matorral xerófilo presentes en el Parque Sierra, que cuentan con una gran variedad de especies nativas y que hoy se han puesto en riesgo por las políticas públicas y los daños provocados por la actividad humana, así lo explica Andrea González y Armando Sunny en entrevista.

Para entender mejor: Sierra Morelos: una de las pocas áreas verdes que quedan en Toluca, agoniza por los incendios

De acuerdo con publicaciones científicas la mayoría de la superficie boscosa del parque Estatal está formada por especies introducidas; los cedros cubren el 19.80%, los eucaliptos el 19.78% y los pinos el 16.45% (P. radiata es la especie de pino más abundante, cubriendo un 12.49% de la superficie) (Domínguez et al., 2018).

Como puede observarse en los residuos presentes en el parque, las siembras de árboles son promovidas de manera frecuente tanto por las autoridades como por algunas iniciativas ciudadanas con la creencia de que se favorece el medio ambiente, sin embargo el desconocimiento de la biodiversidad genera mayores problemas.

Andrea González y Armando Sunny son investigadores que promueven la conservación del Parque Sierra. Puedes conocer más de su trabajo en https://ineetsi.weebly.com/

Vegetación nativa frente a los árboles introducidos

De acuerdo con Andrea González en la época de lluvias la planicie aluvial del parque se inunda, las tierras son arcillosas y muy compactas, mientras que la vegetación presente es de pastizal; por estas características no deben de existir árboles, sin embargo la administración ha forzado el terreno y alterado el ecosistema para sembrar árboles que en distintas áreas del parque han muerto.

La “Escobilla” (Baccharis conferta) es un arbusto nativo del parque Sierra que puede alcanzar hasta 4 o 5 metros de altura y ha sido desplazado por la introducción de árboles exóticos, su importancia de acuerdo con el Dr. Armando Sunny radica en que atrae una gran cantidad de polinizadores durante su floración, por lo que contribuye al sostenimiento de una gran cantidad de especies de insectos.

El Eucalyptus es un árbol proveniente de Australia que genera problemas en donde se siembra, capta mucha agua, favorece los incendios y genera substancias químicas que impiden el crecimiento de otras plantas a su alrededor, así lo explica Andrea González.

Una plantación de árboles de cedro en la que se siembran árboles en hilera y con poca distancia entre si generan que la luz del sol no llegue al suelo, por lo que el resto de vegetación es eliminada.

Así es como debería de ser el Parque Sierra Morelos, con la presencia de arbustos como el “Azomiate” (Barkleyanthus salicifolius)

” El ser humano siempre ha pensado que tiene que – salvar a la naturaleza- y que tiene que -manejar los ecosistemas para que estén saludables- sin embargo eso no es así, la naturaleza a evolucionado y existido sin necesidad de nosotros, para conservar el Sierra Morelos debemos de dejar de alterar su ecosistema, evitar los incendios y permitir que crezcan los arbustos, plantas y árboles nativos” Así lo explicó Armando Sunny.