Skip to content Skip to footer

El día más peligroso de la pandemia

Muchas personas se mantuvieron en la calle independientemente de que este 20 de junio habría podido ser el día más peligroso para el Valle de Toluca

Por: Patricia Ramírez

El 20 de junio, según los reportes de las secretarías de salud federal y estatal, en Toluca –y en el Valle de Toluca– se alcanzaría el mayor número de contagios y decesos provocados por la pandemia del coronavirus, pero este anuncio no provocó un cambio en la actitud de los toluqueños, quienes entre la necesidad y la necedad se mantuvieron en las calles.

Las medidas no fueron suficientes

Las fechas de retorno a la normalidad se han extendido en diversas ocasiones porque los contagios no se detienen ni disminuyen: este 19 de junio se registraron, oficialmente, mil 714 casos de infectados y 136 muertes; 1656 y 133 más que las consignadas en el primer registro – el 24 de abril– de la página de la Secretaría de Salud del gobierno del Estado de México.

Las cifras oficiales no representan la totalidad de infectados o muertos por Sars-Cov-2, muchos no son registrados debido a que no se les aplicó una prueba que confirmara el positivo; el secretario del Ayuntamiento de Toluca, durante una conferencia de prensa, mencionó que en los primeros días de junio hubo 355 defunciones asociadas a covid-19.

Las estrategias utilizadas en el municipio –como el cierre de los portales o el primer cuadro del centro– han sido prácticamente inútiles; colonias como el seminario o las del norte del municipio, que son de las más afectadas, mantienen su actividad; negocios de ropa, internet público, o aquellos no considerados de primera necesidad siguen abiertos; los operativos no han sido eficientes o han sido burlados; hace un par en de días en San Mateo Otzacatipan se registraron 56 muertos, 25 en San Pedro Totoltepec, 22 en San Lorenzo Tepaltitlán, 15 en San Mateo Oxtotitlán, 12 en Santa María Totoltepec y 11 en El Seminario 2 de Marzo y Barrios Tradicionales; 37 en San Pablo Autopan, 31 en San Cristóbal Huichochitlán y 17 en San Andrés Cuexcontitlán.

Se tiene la esperanza de que esta vez los contagios desciendan y se asome, acaso, la vuelta a la anhelada normalidad.

Muchas personas se mantuvieron en la calle independientemente de que este 20 de junio habría podido ser el día más peligroso para el Valle de Toluca; las razones son diversas y van de la necesidad de procurarse el alimento a la incredulidad de que la enfermedad, efectivamente, existe.

Para entender mejor: Toluca espera lo peor de la pandemia en junio

Entre la gente sin cubrebocas, familias completas de paseo, vendedores de puerta en puerta, personas de la tercera edad vendiendo en las esquinas, grupos de jóvenes bebiendo cerveza, chicos jugando futbol, están –como testigo– los hospitales anunciando que se encuentran al límite, las manifestaciones del personal de salud, las denuncias y testimonios de recuperados o de familiares de los fallecidos.

Este 20 de junio se vislumbra como una fecha que quizá, una vez más, será superada por la realidad, pero aún así se tiene la esperanza de que esta vez los contagios desciendan y se asome, acaso, la vuelta a la anhelada normalidad.