Skip to content Skip to footer

A lo largo y ancho de mi vida he tenido la oportunidad de viajar por muchas partes de México y también por el extranjero, he vivido en otros estados de la República Mexicana y también en mas de un país tanto en Sudamérica, como en Norteamérica y también del otro lado del charco, en Europa.

 

No inicio mi aportación de este día, como una presunción de lo viajado que soy, solo para establecer, que en esos viajes tuve la oportunidad de ver, vivir y disfrutar muchas formas de hacer gobierno, de hacer sociedad; bien se dice que viajar es vivir.

 

El problema con esto es que a nuestra casta gobernante eso de salir particularmente a costo de nuestro bolsillo, solo se les da bien para ir a tomar fotos, llevar de paseo  a su parentela, a darse atracones míticos de comida y bebida (también cortesía del contribuyente), y ya, no aprenden mas nada.

 

Por ejemplo, con tantos paseos del señor Gobernador, Dr, Don Eruviel o de la Distinguida presidente municipal. Deberían haber aprendido algo sobre policías de barrio, o de combate a la corrupción, o tal vez esa misteriosa tecnología de gobierno que impulsa a los autobuses a detenerse solamente en las paradas oficiales indicadas por el gobierno o a circular por carriles específicos, o establecer  rutas variadas que no pasen todas por el centro de la ciudad, o en vez de poner un policía en cada esquina del centro, como cuando viene Obama, tal vez sería más útil poner un policía en cada autobús de zonas conflictivas.

 

De esas cosas que se aprenden también es que los gobiernos en otra latitudes en vez de gastarse carretonadas de dinero diciéndonos que trabajan muy bien, se gastan carretonadas de dinero en educar a la gente, que no es lo mismo subir ñoños y estúpidos espectaculares diciendo en Toluca que el metro de superficie funciona de poca madre del otro lado del estado, que subir espectaculares invitando al ciudadano a ceder el paso, a no usar el celular cuando se conduce o a usar el cinturón de seguridad.

 

Lo que entristece e indigna es que teniendo la capacidad de hacer las cosas bien y de poder vivir de una manera mas civilizada y con mayor calidad, en el Estado de México las autoridades y los ciudadanos nos empeñamos en vivir en un espacio más cercano al Establo de México.