¿Cuánta agua han extraído las empresas a los habitantes de Toluca?

por: Carlos Pérez

El uso que la gran industria hace del agua ha cobrado relevancia en los últimos tiempos, especialmente debido al rechazo que la sociedad ha manifestado ante la compañía Bonafont, en Puebla; a la negativa de la instalación de la cervecera Constellation Brands, en Mexicali; y a los cuestionamientos a Femsa (Coca-Cola) en distintas partes del país. 

En el caso de Toluca, el volumen de extracción de agua es extremadamente alto: refresqueras, cerveceras, embotelladoras de agua, automotrices, y demás industrias tienen concesiones que en total alcanzan los 60 millones 376 mil 504 litros de extracción autorizada al día.

 

Te recomendamos: El sucio negocio del agua embotellada en Toluca

 

De acuerdo con la Comisión Nacional del Agua (Conagua), hay 96 concesiones para extracción subterránea de agua. Con este volumen se podría abastecer a 603 mil 765 personas, si se toma en cuenta que una persona requiere 100 litros de agua al día para satisfacer sus necesidades tanto de consumo como de higiene. 

La concesión de aguas —que en la capital mexiquense genera un impacto más agudo que en otros lados, debido a la concentración de la industria— tiene como antecedente la Ley de Aguas Nacionales (1992), que permitió la sobreexplotación, acaparamiento y contaminación del mercado privado, de acuerdo con expertos. 

En contraparte, desde el 2012 una propuesta ciudadana —que cuenta con el respaldo de 198 mil firmas y que plantea un acceso equitativo y sustentable al agua— busca su abrogación. Se trata de la Ley General de Aguas. 

Una alternativa

La coordinadora Agua para Todos que agrupa a organizaciones y expertos de todo el país, en conjunto con algunos diputados, presentó en días recientes la Propuesta del Proyecto de Dictamen y Articulado “Ley General de Aguas. Además, comenzó una campaña para exigir que antes del 31 de agosto la actual legislatura federal lo discuta y apruebe, pues desde 2018 han planteado y analizado el tema ante el Congreso.

En una conferencia de prensa realizada el 17 de agosto, expertos mencionaron que el proyecto de dictamen documenta que 3 mil 304 usuarios —consorcios agroindustriales, inmobiliarias, embotelladoras, mineras— acaparan el 22.3 por ciento de toda el agua concesionada, principalmente en acuíferos sobreexplotados, con base en cifras de la Conagua. 

Las familias mexicanas gastamos 52 pesos en tomar agua, en botellitas de agua, esa es una forma de privatización micro. El presidente dice que no se va a privatizar el agua, pero siguen operando estas empresas que afectan a la población, a los vecinos  (…) y venden el agua que es un derecho humano no una mercancía”, señaló Pedro Moctezuma, investigador de la UNAM, quien ha sido una de las figuras visibles en medios de comunicación.

Entre otras cosas, la propuesta de Ley General de aguas busca garantizar el derecho humano al agua y prioriza el empleo del vital líquido para la conservación de los ecosistemas y la soberanía alimentaria. También pretende ponerle fin a la sobreexplotación de acuíferos.