El problema del Graffiti

Con la visita del "benefactor de Toluca" Mr. Obama empleados del Ayuntamiento se dieron a la tarea de borrar, dicho por ellos, 20 mil metros de graffiti en el centro de la ciudad, por lo que anunciaron que ahora borrarán 60 mil metros cuadrados más.

 

Ojalá esta situación se resolviera así de fácil, sin embargo este es un problema que va más allá de simplemente “borrar el graffiti”, porque implica no sólo un arte, sino una forma de protestar.

 

Veamos, el graffiti proviene desde la época de los romanos quienes pintaban sobre muros o columnas; y ha evolucionado en su aplicación y forma, pues va desde frases amorosas, de protesta o vandálicas y en ocasiones hasta números o rubricas y contemporáneamente ahora es considerado un arte de índole urbano.

 

Lo cierto es, que el Ayuntamiento debe realizar no sólo la pinta de la estructuras urbanas, sino que debe generar acciones tendientes a determinar de qué tipo es y en qué zonas de Toluca se realiza y por qué razón; para así establecer si puede ser considerado arte, o si es motivo de una protesta en contra de la autoridad y de qué tipo, o si es de índole vandálico, que clase de delitos y bandas lo utilizan, etc.

 

Ello nos ayudaría a prevenir que las pintas volvieran a realizarse, pues hay que generar espacios especiales para el hoy considerado una obra de arte urbana; en el caso del vandálico se aplica una política criminológica para evitar que se sigan proliferando estas bandas que por lo general son integradas por menores de edad y combatir los delitos que cada grupo acostumbra realizar; y el de protesta nos ayuda a establecer qué tipo de necesidades se requieren en ciertas comunidades o sectores del municipio, para comenzarlas a aplicar.

 

Es por ello que combatir el graffiti va más allá de una simple pinta, pues el problema es más complejo de lo que a simple vista suele verse.

 

Twitter: @monicafragoso

Facebook: Mónica Fragoso Maldonado

Email: monicafragosom@yahoo.com.mx