Skip to content Skip to footer

El rostro de los que nos vacunan: Jacqueline Alplizar, cuidadora de salud

Este es el día a día de una mujer que se esfuerza por contribuir a salvar vidas

Son las 6:10 a.m. en el hogar de Jacqueline Alpizar, cuidadora de salud del ISEM, que se alista para acudir a la sede UVM, en Metepec, donde se aplica la primera dosis de la vacuna contra el covid-19 a las y los adultos mayores de ese municipio. 

Lee también: Lo que debes saber sobre el Covid-19 en Toluca y Metepec

“Se me dijo al principio: ‘no vas a tener un horario definido’ y yo dije ‘pues sí’. Si de alguna manera puedo apoyar a que esto ya termine o cese un poco, claro que sí, sin problema”, dice Jacqueline antes de mencionar que aunque sus jornadas han sido maratónicas, las cosas han salido bien, “poca es la gente que nos pide muchas explicaciones acerca de [la vacuna]”. 

Antes de las siete de la mañana, Jacqueline llega a la sede UVM donde, al igual que sus otros compañeros, aceptan este proceso y el cansancio que a veces llega con las guardias acumuladas, “pero creo que lo hacemos con todo el cariño y el corazón que tenemos hacia nuestra profesión y nuestro trabajo. Sí emociona formar parte de todo esto en este momento”.

Su esposo, Joel Hernández, recuerda la emoción con la que llegó Jacqueline a su casa el día que vacunó a su primer viejito: “nos cuenta cómo llegan, se vacunan, les dan las gracias, se retiran… Le gusta, le gusta mucho y creo que es muy importante toda su labor”. 

Ya en la sede UVM, Jacqueline se encarga de entregar las vacunas a los compañeros que se encargan de aplicarla a las personas de la tercera edad: prepara los termos, les coloca las gráficas de temperatura y también checa, simultáneamente, la gráfica de temperatura de los refrigeradores y registra lo que se entrega a cada brigada que administra las dosis. 

A su parecer, la intensidad que se vivió en meses pasados en los hospitales debido al alto número de personas infectadas por covid-19 que llegaba a ellos es proporcional a la intensidad que se vive ahora, pero de esperanza en la vacunación. 

“Al resto de la población que todavía no ha recibido la vacuna le pedimos que sea paciente, que no se desespere, que va a llegar su turno, que no se enojen. Para eso estamos aquí, que les estamos dando el mejor servicio que podemos”.

Jacqueline Alpizar reconoce que estas jornadas han implicado una especie de abandono a su familia, pero agradece el apoyo y respaldo que le dan: “están atrás de nosotros siempre dando lo mejor para que podamos estar aquí”. 

Hasta el 26 de marzo, más de 700 mil adultos mayores del Estado de México habían recibido la primera dosis de la vacuna contra el covid-19, de acuerdo con el gobernador de la entidad, Alfredo Del Mazo Maza, que también anunció que en estos días llegará un millón de vacunas más para que se apliquen a las y los adultos mayores que todavía no la han recibido.