Skip to content Skip to footer

Elvia Peña, la mujer detenida por la policía de Toluca por llevarle comida a su esposo

La detención solo fue el inicio de una serie de dificultades que después se presentaron, ya que el ISSEMyM le retiró el servicio médico

Elvia Peña fue detenida el pasado 28 de febrero por más de una veintena de policías de Toluca. La acusaron de ataque a las vías de comunicación y transporte. Tras el despido de su hijo y esposo,  la señora Elvia Peña Reyes de 50 años responsabiliza al alcalde de Toluca, Raymundo Martínez, de la situación de vulnerabilidad en la que hoy se encuentra.

No te pierdas: El daño a Toluca por la corrupción e incompetencia es más grave de lo que la gente imagina

Soy la señora que usted me mando a la Fiscalía, por su culpa me retiraron mi oxígeno domiciliario y lo responsabilizo a usted de lo que me pase”, escribió en la transmisión del conversatorio AD en donde estuvo Raymundo Martínez. El alcalde respondió que el motivo pudo ser que estuviera protestando bloqueando la calle: “desconocía el tema, no se ella porque estaba ahí, seguramente estaba obstruyendo la vía pública”.

Su esposo Martín Castillo también pregunto al alcalde, el motivo por el cual se negaba a dialogar con quienes fueron detenidos el 28 de febrero; sin embargo, el alcalde respondió: “él sabe por qué, la verdad es que ni siquiera hay porqué tocar el tema, es muy claro, y bueno está resolviendo su situación desde el punto de vista jurídico“.

Los hechos

El 28 de febrero pasado más de una veintena de elementos de la policía detuvieron a  tres extrabajadores, quienes cerraron la calle Independencia, frente al ayuntamiento de Toluca, luego de que se les pidió la firma de su renuncia.

Además de los trabajadores, fue público y documentado por medios de comunicación que Elvia Peña Reyes estaba en las inmediaciones brindándole alimentos a sus familiares; aún así, fue detenida.

“El día 28 de febrero le lleve de comer a mi esposo, que se manifestó frente a la presidencia porque no le habían pagado su quincena. La policía me llevó a mí, a mi hijo, a mi esposo y sus compañeros. Me dijeron las policías que era un delito llevarles de comer en vía pública y por eso me subieron a la patrulla; soy diabética y tengo EPO, por la situación me puse mal, bajo mi respiración y me subió mi azúcar a 240”, señaló en entrevista.

Lee: La mano dura en Toluca: operativo sin pruebas ni protocolos contra trabajadores

Al llegar a la fiscalía una ambulancia tuvo que atenderla, por las condiciones de saludo que mantenía, tras estabilizarla fue ingresada a galeras 48 horas.

Afectada en la salud y economía

La detención solo fue el inicio de una serie de dificultades que después se presentaron. El ISSEMyM le retiró el servicio médico que le daba asistencia por cerca de 2 mil 600 pesos al mes. “Supuestamente cuando pierden su trabajo dan tres meses en el ISSEMyM, a mí ya no me quisieron dar ni mi oxígeno ni medicamento en lo inmediato”, expresó.

Dicho monto se debe a que Elvia requiere medicamentos para su diabetes y cuatro tanques de oxígeno de manera mensual. Además de los gastos de traslado que implica conseguir dichos insumos.

Denuncias

Por estas circunstancias, los trabajadores despedidos y Elvia presentaron denuncias y aún mantienen un proceso contra el alcalde y quien resulte responsables; sin embargo, el ayuntamiento de Toluca también mantiene un proceso en su contra.

“Mi esposo no era aviador, llevaba 28 años trabajando, y solo estaba exigiendo algo por lo que había trabajado. No se justifica que por eso nos llevaran a galeras (…). Ahora le pido al alcalde que le regrese su trabajo a mi esposo para poder tener acceso al ISSEMyM”.