Matan a 6 policías del Edomex en diferentes asaltos en 2 semanas

Del 1 al 15 de octubre, seis policías municipales mexiquenses fueron asesinados cuando pretendían frustrar diversos asaltos cometidos en municipios del Valle de México. En lo que va del año más de 40 elementos perdieron la vida en el Estado de México.

El caso más reciente ocurrió ayer viernes en Tecámac, donde dos policías, un hombre y una mujer, perdieron la vida tras un enfrentamiento armado con presuntos asaltantes en un establecimiento de Aurrerá Exprés en la cuarta sección de Villa del Real de este municipio.

La alcaldesa morenista Mariela Gutiérrez informó que a consecuencia de las lesiones por arma de fuego un policía murió en la escena del crimen, mientras que la mujer policía perdió la vida en el hospital. Por estos hechos una persona fue detenida, y “está siendo investigada por su probable participación en otros hechos delictivos de similares características llevados a cabo en otro municipio, y se encuentran también lesionados un elemento más y un civil”, detalló la edil.

Días antes, el 1 de octubre en Cuautitlán Izcalli, el comandante Marcos Garnica, policía tercero en este municipio, murió mientras realizaba sus labores en tareas de seguridad ciudadana. El presidente municipal Ricardo Núñez confirmó que el fallecimiento del funcionario se dio “en cumplimiento de su deber”. Los primeros reportes señalaron que el comandante fue atacado con arma de fuego durante el asalto a un negocio de tlapalería ubicado en la avenida Bosques de Bolognia, en la colonia Bosques del Lago.

También a principios de este mes, dos policías fueron asesinados en Jaltenco, cuando atendían un reporte en una gasolinería ubicada en la carretera Teoloyucan-Jaltocan. Los oficiales fueron atacados con armas de fuego por hombres que no fueron detenidos.

Finalmente, hace una semana en Coacalco, un policía municipal murió tras recibir varios balazos cuando se encontraba frente a una tienda Soriana del Fraccionamiento San Rafael junto a dos familiares. Así lo informaron reportes locales; en este caso el elemento de seguridad se encontraba en su día de descanso.

De acuerdo al informe Ser policía en México de la organización civil Causa en Común: además de estar desprotegidos, los policías están mal pagados y equipados, abandonados por el Estado y sus comunidades, con jornadas extenuantes y capacitaciones exprés, y enfrentan día con día un altísimo riesgo de ser asesinados.

“Si bien los asesinatos de policías son una afrenta directa al Estado, la mayoría de los casos pasan desapercibidos. Es tal la indolencia de los gobiernos federal y estatales, y de la sociedad misma, que buena parte de los casos quedan registrados únicamente en páginas interiores de prensa local. Además, la mayoría de estos asesinatos queda impune”, advierte el Informe.