Skip to content Skip to footer

En dos meses, más del 50% de los europeos contraerá ómicron

En la primera semana de 2022 se confirmaron más de 7 millones de nuevos casos de covid-19, cifra que duplicó la obtenida hace 14 días

Para marzo de este año, más del 50 por ciento de las personas que viven en Europa habrán contraído la cepa ómicron de covid-19, informó la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Te recomendamos: Ómicron puede ser menos grave que variante Delta: OMS

Hans Kluge, director regional de la OMS para Europa, informó que en la primera semana de 2022 se confirmaron más de 7 millones de nuevos casos de covid-19 en ese continente, cantidad que duplicó los registros de hace dos semanas.

También dio a conocer que hasta el 10 de enero, 26 países en Europa notificaron que más del 1 por ciento de su población se contagia cada semana; además, 50 de los 53 países de Europa y Asia central han confirmado casos de ómicron.

Los datos cotejados en las últimas dos semanas confirman que ómicron es altamente transmisible, porque las mutaciones que tiene le permiten adherirse a las células humanas con mayor facilidad, y puede afectar incluso a quienes han sido previamente infectados o vacunados“, expresó Kungle.

Vacunas para disminuir hospitalizaciones por covid

El funcionario destacó que las vacunas siguen proporcionando buena protección contra casos severos; sin embargo, la alta transmisibilidad de la variante ómicron ha generado un incremento en las hospitalizaciones por covid-19.

Ante ese panorama, Kungle pidió a los países que integran el continente que sigan implementando el uso de cubrebocas en espacios cerrados, y que continúen impulsando la vacunación, con la dosis de refuerzo. También los instó a adquirir más pruebas para detectar el virus.

La OMS expresó que en los países donde predomine la variante ómicron debe priorizarse la atención a los grupos vulnerables “y minimizar las alteraciones a los sistemas de salud y servicios esenciales“.

Sobre la decisión de disminuir el periodo de cuarentena, detalló la Organización, esta de tomarse con base en la negatividad de las pruebas posteriores al contagio, “y solo si se considera esencial para preservar la continuidad de los servicios críticos“.