Skip to content Skip to footer

En riesgo 10 viviendas por deslave en Ecatepec

El ayuntamiento brindará apoyo económico por cuatro meses para que los afectados renten una casa

Autoridades locales identificaron 10 domicilios en riesgo por el deslave de dos toneladas de tierra y rocas que la noche de ayer afectó a los habitantes de la calle Salinas de Gortari en la colonia La Palma, en Ecatepec.

El gobierno municipal informó que reubicarán a 31 habitantes afectados “para salvaguardar su integridad y evitar pérdidas humanas”.

Los residentes de 10 viviendas fueron notificados sobre el riesgo que corren al encontrarse en una zona con posibilidad de nuevos deslizamientos, de acuerdo a información señalada en el Atlas de Riesgo Municipal.

“Las viviendas se ubican en la capa de riesgos geológicos por deslizamiento de laderas, dictamen que no permite la construcción o asentamiento de casas”, informó la directora de Protección Civil y Bomberos, Victoria Arriaga Ramírez.

Tras el deslave ocurrido la noche del miércoles que no provocó pérdidas humanas, el alcalde Fernando Vilchis aseguró que brindará un apoyo económico durante cuatro meses para que las personas afectadas puedan rentar una vivienda mientras se concreta su reubicación.

También te puede interesar: Un herido y dos casas afectadas por deslave en Ecatepec

Vilchis mencionó que las familias de los seis domicilios involucrados en el deslizamiento de tierra de La Palma, serán incluidas al programa de reubicación que ya se tiene en proceso con el Instituto Mexiquense de la Vivienda Social (IMEVIS) para las familias afectadas en el pasado deslizamiento del talud de Texalpa.

“Ahorita hay seis domicilios que se encuentran en riesgo y que como tal sus habitantes pueden acceder a un programa de apoyo para su reubicación. El área jurídica está realizando los planteamientos para apoyarlos y en una primera etapa brindarles el recurso para que paguen un depósito y rentas mientras se resuelve su situación”, dijo Vilchis.

Por su parte, Protección Civil en coordinación con autoridades federales y estatales construirán un talud para reducir el riesgo de deslave en la zona que colapsó tras las intensas lluvias del miércoles.