Skip to content Skip to footer

En riesgo cultivos de Santa María Rayón por falta de agua

Los agricultores de San Juan la Isla corren el riesgo de perder sus cultivos porque el abastecimiento de agua es insuficiente o nulo

Agricultores de la comunidad de San Juan la Isla, en el municipio mexiquense de Rayón, corren el riesgo de perder sus cultivos de maíz, lechuga y coliflor por falta de agua.

La zona de campo, ubicada en la frontera de San Juan la Isla, tiene dificultades para acceder al agua potable o a un sistema de riego, lo que se agrava con las olas de calor y la falta de lluvias. Por ello, trabajadores del campo han tenido la necesidad de construir pozos para abastecer de agua sus cultivos y no perderlos.

Te recomendamos: Ante escasez de agua vecinos de la Nueva Oxtotitlán gastan hasta 1200 pesos en pipas

Yadira Hernández, quien siembra maíz, menciona que sus suegros construyeron su propio pozo de agua, que funciona como sistema de riego y ayuda con las necesidades del hogar.

“Lo que pasa es que es una zona de campo y aquí no hay agua potable, solo hay en las primeras casas; las personas, para tener agua, se hacen sus pozos”, comentó.

Yadira señaló que los que más corren el riesgo de perder sus cultivos son aquellos que no cuentan con una bomba de agua o un pozo, pues se les dificulta más la riega. Asimismo, menciona que muchos agricultores prefieren sembrar un año sí y otro no.

En cuanto a los cultivos, Yadira refirió que el incremento en el precio del maíz es una razón importante para que los agricultores prefieran cultivar otro tipo de verduras como el haba, pues a veces es más redituable.

“El vecino sembró haba porque dice que está mucho mejor que el maíz, se la pagan mejor; ellos se van dando sus roles en lo que les salga mejor”.

Insuficiente el sistema de agua potable

De acuerdo con el Plan de Desarrollo Municipal, Rayón Estado de México 2019-2021, a nivel municipal, la actividad agrícola ocupa alrededor del 90% de la superficie territorial y el 95.13% de las viviendas cuenta con agua potable. Sin embargo, para los agricultores el abastecimiento de agua es insuficiente o nulo paras sus cultivos.

Sembradores de lechuga y coliflor, por ejemplo, comentaron que a pesar de contar con pozos y bombas para la distribución de agua, sus sembradíos muchas veces se han secado.

“Aquí hay cultivos de coliflor y lechuga, y es necesario estar regando constantemente, pero falta el agua. Imagínate, son de tres a cuatro meses para cultivarlas y sin agua; aquí sembramos esto, para allá abajo sembramos más, pero lo que hace falta es agua, ya no hay tanta, explicó uno de ellos.

Javier, quien cuenta con sembradíos de maíz heredados por su papá, menciona que como dejó de llover la tierra se hizo dura y no salió el maíz y, por ello, tiene que volver a sembrar.

Nulo apoyo al campo

En temporadas de elecciones, los candidatos asisten a la zona para mostrar su apoyo. Sin embargo, para Javier, solo se trata de solicitar el voto y buscar su propio beneficio.

“Mi papá una o dos veces pidió apoyos y no se los dieron, se desanima uno. Cuando están pidiendo apoyo en las votaciones hasta tocan la puerta, y ahí estamos porque necesitamos el apoyo; vas y dicen ‘tráeme tus papeles’, y se olvidan”, explicó.

Agrega que trabajar en el campo no es fácil; uno elemento importante para la siembra es el abono, que en los últimos meses ha subido su precio. Sin embargo, se tiene que comprar para que la producción sea eficiente y no se pierda; incluso para que en las próximas temporadas de siembra resulte favorable para sus cultivos.