Skip to content Skip to footer

Endeudado Edomex hasta 2034 con Proyectos de Prestación de Servicios

Aunque la figura ya no es utilizada y se sustituyó por las Asociaciones Público Privadas (APP), que implica otra reglamentación, el Estado de México deberá seguir lidiando con los Proyectos de Prestación de Servicios (PPS) hasta el año 2034, cuando oficialmente tendría que terminar de pagar siete obras.

Los reportes de la Secretaría de Hacienda muestran otros tres proyectos que no fueron avalados por los legisladores: el tratamiento de aguas residuales a 25 años, el mantenimiento del teleférico a 25 años y la conservación de la carretera Toluca-Atlacomulco a 20 años.

No obstante, de acuerdo con los reportes de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, los plazos reales, en los cuales el gobierno estatal seguiría pagando a la iniciativa privada por esas obras y recuperaría el control de las mismas podría ser de hasta 60 años, en el caso del PPS carretero.

Anualmente el gobierno estatal reporta pagos que van de los 2 mil 600 hasta los 4 mil 500 millones de pesos a las empresas ganadoras de las licitaciones que arrancaron hace dos administraciones estatales, cuando se estrenó la figura de PPS en el Estado de México, con Enrique Peña Nieto.

Los PPS de Peña Nieto

En 2007 la Legislatura mexiquense aprobó cinco PPS para construir el Hospital Regional Zumpango, el Centro Cultural Mexiquense de oriente, la ampliación de la vialidad Las Torres, el puente en Cuautitlán México y el libramiento vial en Atizapán, pero este último finalmente no se edificó.

Las Torres

Con la empresa, Prodemex quedó el PPS destinado para la  Prolongación y Modernización de la Avenida Solidaridad Las Torres, el cual se dividió en tres tramos: el de boulevard Miguel Alemán Valdés a la carretera federal México-Toluca, el de la avenida Torres Chicas al Boulevard Aeropuerto  y el extremo poniente que conecta Torres Chicas con Avenida 16 de septiembre.

También contemplaba la construcción de cinco pasos a desnivel, su prolongación de 4.3 kilómetros en el extremo oriente de la vialidad, 4.6 en el poniente, dos puentes paralelos que pasen arriba del Río Lerma y modernización del tramo existente en 15 kilómetros.

El costo financiero de esta obra a 25 años fue considerado en 3 mil 369 millones, pero se pactó un pago de 5 mil 514.9 millones que le dejará una ganancia a la empresa, a largo plazo, de 2 mil 200 millones. 

La página del Gobierno federal señala que el plazo real es a 32 años.

Puente James Watt

Para el Puente de James Watt y Prolongación Madero, en Cuautitlán, se consideró el desarrollo, financiamiento, construcción y operación de un conjunto de puentes vehiculares para desahogar el tráfico de la cabecera del municipio y como parte del proyecto de la primera línea del ferrocarril suburbano de la Zona Metropolitana del Valle de México.

Esto con el fin de reducir los tiempos de recorrido de 45 a 3 minutos, aumentar la velocidad de 5 a 45 kilómetros por hora, más seguridad vía y menos emisiones contaminantes en la zona, con un aforo vehicular de 18 mil vehículos diarios.

La inversión inicial, el mantenimiento mayor y menor, la conservación, operación y mantenimiento fue estimada en 355.1 millones de pesos, tomando un plazo de 25 años. El operador es Prodemex, la cual se acordó un pago total de 828.3 millones que equivale a 39.6 millones anuales.

Este proyecto es el único que no aparece en la página de Hacienda.

El Centro Cultural

El Centro Cultural Mexiquense de Oriente en Texcoco incluyó un auditorio con 260 lugares, un teatro cerrado y uno al aire libre, con mil 200 y 800 lugares respectivamente; una biblioteca con capacidad para 80 mil usuarios, museo, talleres multimedia, taller de iniciación musical, una plaza central, un muro de expresión artística, un círculo escultórico y senderos ecológicos.

Estos trabajos le corresponden a la empresa ABENGOA, a la cual le pagan 179.9 millones de pesos anuales, a 234 meses, lo que equivale a 3 mil 508.6 millones de pesos. El contrato fue signado en 2009 y de acuerdo con la Secretaría de Hacienda es a 27 años.

Hospital Zumpango

El Hospital Regional de Alta Especialidad de Zumpango incluyó el financiamiento del diseño, construcción, equipamiento, operación y mantenimiento de las instalaciones del hospital; incluyendo la dotación de 124 camas censables, 29 consultorios, cinco quirófanos en hospital y tres en cirugía ambulatoria; 28 especialidades, servicio integral de farmacia intrahospitalaria y central de mezcla, medicina nuclear; área de atención para pacientes quemados, unidad de atención para hemodiálisis.

Esto fue encargado al Consorcio Teya IGSA al cual acordaron pagarle 299.5 millones de pesos anuales a partir del 2011 y hasta junio del 2034, cuando se reunieran 7 mil 38.3 millones de pesos.

Hacienda señala que el plazo es a 30 años.

Libramiento

El Libramiento de la cabecera municipal de Atizapán de Zaragoza, con dirección a Nicolás Romero, no pudo ser encargado a nadie y fue declarado desierto luego que ninguna de las propuestas económicas presentadas por los licitantes fue considerada aceptable para encargarse del financiamiento, diseño, construcción, equipamiento y mantenimiento de las instalaciones del libramiento. Los montos considerados por los cuatro participantes eran muy dispares, iban desde los 647.2 millones hasta los 4 mil 198.8 millones.

La segunda generación de PPS

Para el año 2010 la Legislatura local avaló tres obras más a través de PPS: la conservación de 70 vialidades y carreteras en el estado y la construcción de dos hospitales de alta especialidad del ISSEMyM; uno en Toluca y otro en Tlalnepantla. En todos el plazo promedio de mantenimiento fue de 20 años.

El PPS carretero

El proyecto más costoso fue sin duda el relacionado con el mantenimiento carretero, a cargo de la empresa Mexiquense Conservadora, S.A. De C.V. constituida el 20 de enero del 2011 y subsidiaria de PRODEMEX.

El contrato fue licitado por invitación restringida y se firmó en febrero del 2011.

Ese documento contempla actualmente 19 carreteras, entre ellas: la Toluca-Temoaya, Santiago Tianguistenco-Tenango, Malinalco-Chalma, Nicolás Romero-Isidro Fabela, Toluca-San Felipe Tlalmimilolpan, entre otras.

Además de 37 vialidades, como: Paseo Adolfo López Mateos, Calzada del Pacífico, Paseo Tollocan central,  Paseo Colón, Alfredo del Mazo, José López Portillo , Salvador Díaz Mirón, Avenida Tecnológico, Boulevard Aeropuerto, Libramiento Sur, Avenida de Las Partidas, las Laterales de la México-Toluca, Boulevard Ixtapan de la Sal-Tonatico.

En el Valle de México están la avenida Ceylan, Periférico Oriente, Santa Bárbara-el Cedral. Laterales de Avenida Central, Vía Morelos, Vía Gustavo Baz, Avenida Primero de Mayo, Periférico Norte, entre otras.

En total hoy se reconoce un total de cuando inicialmente –durante la gestión de Gerardo Ruíz Esparza- se informó que eran 70 carreteras y vialidades con más de mil 500 kilómetros por donde pasaba el 80 por ciento del aforo de la entidad.

Por la pavimentación, obras de drenaje, señalamiento horizontal y vertical, dispositivos de seguridad, control de vegetación y alumbrado público, las autoridades acordaron pagar 430 millones de pesos anuales, durante 20 años, que en suma arrojan un gasto total de 8 mil 600 millones.

Este fue el único proyecto donde no participó Transparencia Mexicana en la revisión de todo el proceso de licitación.

También fue el único donde la Junta de Caminos admitió en 2012 que hubo retrasos por parte de la empresa.

Los hospitales del Issemym

Los hospitales regionales del Issemym en Toluca y Tlalnepantla fueron construidos por la iniciativa privada. Ambos con 120 camas y diferentes especialidades.

El de Toluca operado por PRODEMEX a un plazo de 26 años y el de Tlalnepantla por grupo Marhnos a 22 años.

Sin embargo, a diferencia de la Secretaría de Finanzas y de la Junta de Caminos, el Issemym no transparenta esos proyectos, ni señala que fueron construidos por las empresas Concesionaria Hospital de Toluca S.A. de C.V. el de Toluca y por Infraestructura Hospitalaria del Estado de México S.A. de C.V. el de Tlalnepantla.

77 proyectos en todas las entidades

La Secretaría de Hacienda publicó el detalle de 76 PPS y APP en las diferentes entidades del país, donde el Estado de México tiene dados de alta nueve proyectos, pero con plazos muy distintos a los que avaló el Poder Legislativo, donde señala que el PPS de Mantenimiento Carretero está pactado a 60 años, no a 20 como lo estipuló el decreto legislativo, ni como se dio a conocer el día de su firma.

En el caso de la Vialidad Las Torres que fue señalada a 25 años, Hacienda la señala a 32 años; el Centro Cultural que iría a 20 lo reconoce por 27 años y el Hospital de Zumpango en 30, no 25 como se informó.

Los hospitales del ISSEMyM en Toluca y Tlalnepantla están a 26 y 22 años, con inversiones iniciales de mil 246.8 y mil 135.8 millones, sin precisar montos de operación, pagos anuales acordados y costos totales.

Además, contempla con la empresa Mexiteleférico el mantenimiento al sistema de transporte terrestre teleférico Mexicable a 25 años, con mil 228.9 millones de gasto inicial.

Con Operadora de Carreteras Alfa está por separado la conservación de la carretera Toluca-Atlacomulco  en 5 mil 749 millones iniciales a 20 años, y con Ecosys el tratamiento de aguas residuales por 25 años, con erogaciones iniciales de 821.1 millones.

La actualización de esta información es a diciembre del año 2019, lo cual podría indicar que en los últimos años se pudieron modificar los contratos iniciales, incluso el nombre de las empresas, sin que esos ajustes hayan pasado por la Cámara local, se hayan difundido o se haya transparentado la información como corresponde, porque ninguno de estos proyectos, ni plazos están dados de alta en el área de rendición de cuentas del gobierno estatal.

Proyectos federales con la iniciativa privada

El gobierno federal también tiene en marcha varios PPS, especialmente con la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, donde está la Autovía Milta Tehuantepec, en el estado de Oaxaca, pactado en mayo de 2010 a 20 años, plazo en el cual construiría, explotaría, operaría, conservaría, mantendría, modernizaría y ampliaría la carretera federal Mitla-Entronque Tehuantepec II de 169.2 kilómetros.

Con Concesionaria de Autopistas de Tierra Caliente está el tramo carretero libre de peaje Nueva Italia-Apatzingán, de 31.7 kilómetros que concluye en octubre 2027, luego de dos décadas funcionando.

Con ICA San Luis quedaron dos tramos de la carretera Río Verde-Rayón y Rayón- La Pitahaya, que dio inicio en agosto del 2007 y termina en el 2027.

Con Autovía Nuevo Necaxa-Tihuatlán está el tramo carretero libre de peaje Nuevo Necaxa-Ávila Camacho, de 36.646 kilómetros de longitud, pactado a 30 años, desde julio de 2007.

La jurisdicción federal Tapachula-Talismán con ramal a Ciudad Hidalgo en el Estado de Chiapas concluye en noviembre de 2026, luego de 20 años de convenio.

En tanto, el ramo de Querétaro a Irapuato está con Concesionaria de Vías Irapuato y fue firmado en junio de 2006 a 20 años.

Mientras, la conservación del entronque de Querétaro-Irapuato con Irapuato-La Piedad, signado en septiembre de 2005 con la empresa Irapuato-La Piedad, termina en 2025.