Esto gasta el Edomex en pagar los intereses de su deuda pública

Hasta septiembre de este año, la deuda pública del Edomex ascendía a 47 mil millones de pesos, de acuerdo con la Secretaría de Finanzas.

En los últimos cuatro años el gobierno del Estado de México ha gastado más dinero en pagar los intereses de la deuda pública, que en cubrir el capital de esos compromisos para bajar el monto de los pasivos.

Durante ese lapso, más de 17 mil millones de pesos han sido dispuestos solo para cubrir los intereses de la deuda pública del Edomex, monto que —hasta septiembre de este año— superaba los 47 mil millones de pesos. Esa cantidad representa un 36% del monto total de los pasivos y supera los más de 16 mil millones de pesos en créditos que este gobierno ha solicitado a corto y largo plazo, entre los años 2018 y 2021.

En contraste, el gobierno mexiquense ha destinado menos recursos a pagar adeudos, pues en el mismo periodo solo ha amortizado 15 mil 992 millones de pesos, un promedio de casi 4 mil millones de pesos al año.

De hecho, de acuerdo con los últimos presupuestos del gobierno estatal, la entidad destina a deuda pública entre 10 mil y 13 mil millones de pesos al año —contemplando amortizaciones, intereses y los adeudos de ejercicios anteriores (ADEFAS). Esa cifra duplica el presupuesto del Poder Judicial mexiquense y de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEMex) que, para ambos casos, es superior a los 5 mil millones de pesos cada año.

El último dato de la Secretaría de Finanzas, a septiembre de este año, señala que el monto de la deuda estatal superaba los 47 mil 125 millones de pesos.

¿Por qué está endeudado el Edomex?

En este gobierno los financiamientos han sido solicitados para la reconstrucción por sismos, para infraestructura, obras de movilidad y de conectividad para el aeropuerto Felipe Ángeles y en municipios, entre otros rubros.

El año pasado las y los diputados locales autorizaron la contratación de más de 8 mil millones de pesos de deuda porque mil 200 millones serían para concluir hospitales que no se habían terminado, pero hasta el momento las autoridades no han informado avance alguno en ese rubro.

De acuerdo con datos de la Secretaría de Hacienda, los últimos tres años el gobierno de Alfredo Del Mazo Maza ha contratado financiamientos por 16 mil 800 millones de pesos, a través de 16 créditos adquiridos entre los años 2018 y 2021, a diferentes plazos.

La deuda pública del Estado de México es pagada por cada una y uno de los ciudadanos mexiquenses, a través de sus impuestos, por lo cual, cada año se incluye una partida en el presupuesto.

El gasto en deuda pública

En 2018 las autoridades asignaron una partida de 10 mil 807 millones de pesos para deuda pública del Edomex. De ese dinero, el costo financiero, es decir, los intereses costaron 4 mil 496 millones, a las amortizaciones asignaron 3 mil 754 millones y a ADEFAS 2 mil 555 millones.

Para el 2019 destinaron 4 mil 808 millones al costo financiero de la deuda, 3 mil 496 millones a la amortización y 2 mil 514 millones al pago de ADEFAS.

En el presupuesto 2020 se estableció el mayor monto para amortizaciones con 5 mil 339 millones, mientras 4 mil 397 millones de pesos fueron para cubrir intereses y 201.8 millones por comisiones de la deuda.  Las ADEFAS significaron 3 mil 243 millones.

Para este 2021 los montos de amortizaciones y de intereses disminuyeron, pues en el primer caso se presupuestaron 3 mil 403 millones de pesos, y en el segundo 3 mil 497 millones. Las comisiones representaron 202.5 millones, los gastos de la deuda 256 millones  y las ADEFAS 3 mil 243 millones.

Para el 2022 la previsión es destinar más de 12 mil millones de pesos al concepto de deuda con 4 mil 578 millones de pesos para el costo financiero y una de las amortizaciones más bajas de los últimos años, es decir, el pago a capital, con solo 946.5 millones de pesos y 6 mil 640 millones de pesos a ADEFAS.

El costo de la deuda pública

De acuerdo con el economista Eduardo Garduño Campa, el cálculo para el pago de la deuda pública se realiza a través de una tabla de amortizaciones hecha por las calificadoras, pero en ocasiones se paga más por intereses que por capital, como ha ocurrido en el Estado de México.

Por cada peso que se contrata de deuda, advirtió, se pagan 33 centavos, por lo cual llega un momento en que los créditos se pueden volver imparables, pues ha habido gobiernos como el de Enrique Peña Nieto que refinanció los pasivos a más tiempo.