Skip to content Skip to footer

Faltan los 20 km de ciclovías que prometió el alcalde de Toluca

 Metepec y la Terminal de Toluca, no existe ningún tipo de vía en la que se pueda circular con bicicleta por las calles que llevan a estos dos puntos, es ahí donde se registran el mayor número de accidentes.

Como parte del decálogo que el alcalde de Toluca, Juan Rodolfo Sanchez Gómez, dio a conocer para implementar medidas “inmediatas” encaminadas a contrarrestar los daños ambientales en el municipio, el 21 de mayo en una conferencia de prensa de emergencia, por causa de la crisis ambiental que azotó el valle de Toluca, anunció que: 

“Se adecuarán 20 kilómetros más de ciclovías. La meta es que en total se habiliten 60 km de sendas para bicicletas. Además, la administración municipal pretende impulsar, nuevamente, el programa de bicis públicas en Toluca para aprovechar tanto como se pueda este medio de transporte”.

Y que la inversión destinada a la infraestructura bicicletera, sería la más fuerte en la historia de Toluca para crear un circuito que abarcaría San Cristóbal Huichochitlán, San Andrés, Cuexcontitlán y San Pablo Autopan, en la zona norte de la capital mexiquense así como el norponiente para conectar sus cuatro puntos cardinales con una red de 60 kilómetros de ciclovía.

A poco más de tres meses de la crisis ambiental y el anuncio de las medidas, para mitigar el exceso de partículas PM 2.5, los avances no son notorios, al menos en lo que respecta a la reducción de los gases contaminantes (según información de Greenpeace) y a la construcción de dichas ciclovías.

El uso de la bicicleta en la capital mexiquense por años ha sido forma de transporte de trabajadores de la construcción, obreros, estudiantes, así como padres de familia que llevan a sus hijos a las horas de entrada y salida de la escuela. Personas que hacen uso de la bicicleta y contribuyen aunque sea por necesidad, a la movilidad sustentable en la ciudad, son las primeras afectadas por la calidad del aire que respiran. 

No suficiente con esto, los peligros a los que se enfrentan los ciclistas de Toluca, están en un catálogo que comienza con la falta de infraestructura vial para bicicletas, situación que proviene de la mala planeación de las ciudades, es decir, que nunca se ha pensado a Toluca, como una ciudad que se mueva con otro tipo de transporte que no sea el motorizado

Además, otro peligro que proviene de esta mala planeación y de que los conductores de vehículos de motor sean privilegiados, es que no exista una cultura vial responsable, ya sea desde el gobierno, que debería implementarla hasta los conductores que no respetan el espacio destinado para el ciclista y el transeúnte.

Las ciclovías

El primer cuadro de la ciudad posee una linea que va de Ciudad Universitaria y pasa por Miguel Hidalgo y el corazón de la ciudad hasta su cruce con Sor Juana; y otra que va de las Torres Bicentenario, sobre Tollocan hasta llegar casi a San Mateo Atenco, que serían las dos ciclovías más grandes de Toluca. Después se encuentra la vía compartida para ciclistas y atletas en el camellón de López Portillo, que comienza en San Lorenzo y termina en los Sauces. 

Finalmente existen pequeñas ciclovías o corredores compartidos dispersas como la de la entrada a San Cristóbal Huichochitlán inaugurada en la pasada administración municipal, la de Filiberto Navas en San Mateo Oxtotitlán que va de la vialidad Adolfo López Mateos  hasta la  entrada al parque estatal sierra Morelos. Las otras como la de la colonia El seminario, se encuentran tomadas por automóviles que se estacionan ya desde siempre en el lugar de circulación de los ciclistas.

 Metepec y la Terminal de Toluca, no existe ningún tipo de vía en la que se pueda circular con bicicleta por las calles que llevan a estos dos puntos, es ahí donde se registran el mayor número de accidentes.