Feminicidios se duplican en julio, 11 mujeres fueron asesinadas en el Edomex

Por: Jeanette Estrada

En el Estado de México los feminicidios se duplicaron en el último mes: en junio se registraron 6 asesinatos de mujeres, mientras que en julio la cifra ascendió a 11, de acuerdo con el Secretariado del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SSNSP).

Durante los primeros meses del año, 77 mujeres fueron víctimas de feminicidio; febrero y abril fueron los más letales (14 cada uno); les siguen enero, mayo y julio (11 cada uno) y junio (6).

Aunque el acumulado de los primeros 7 meses del año presenta una disminución respecto al año 2020, cuando se contabilizaron 82 feminicidios, las cifras están lejos de ser una reducción significativa que apunte hacia una solución de la violencia feminicida en el Edomex. 

La Ley de acceso de las mujeres a una vida libre de violencia del Estado de México señala que “la violencia feminicida es la forma extrema de violencia de género contra las mujeres, producto de la violación de sus Derechos Humanos, en los ámbitos público y privado, conformada por el conjunto de conductas misóginas que pueden conllevar impunidad social y del Estado y puede culminar en homicidio y otras formas de muerte violenta de mujeres y de niñas”. 

Cabe destacar que una de las principales problemáticas a las que se enfrentan las mujeres es la falta de políticas públicas en la entidad, situación que agudiza las condiciones de violencia que enfrentan en su vida cotidiana.  

Una nota publicada por este medio señala que si bien la Secretaría de la Mujer del Estado de México ha implementado medidas para hacerle frente a la violencia contra las mujeres, las políticas no son transversales. Es decir, no hay medidas que, de manera conjunta, se implementen en todas las dependencias del Edomex. 

Para entender mejor: Aumenta violencia contra mujeres durante pandemia en Edomex, ¿por qué?

A esto se suma un sistema de justicia que revictimiza a las mujeres y en el que no hay garantía de justicia para las víctimas de feminicidio y sus familias. 

Tenemos un sistema de justicia muy débil […], al final muchas mujeres terminan por no denunciar porque no es tan fácil la denuncia. Se revictimiza a las mujeres, tenemos un problema complicado porque […] no se ha trabajado bien”, explica la investigadora de la UAEMex Martha Nateras en entrevista. 

¿El feminicidio es un problema social?

El feminicidio —sostenido por múltiples formas de violencia: psicológica, económica, física, laboral, institucional, etc.— es la expresión más brutal y visible de la violencia contra las mujeres y la anulación de su derecho a la vida.  

De acuerdo con diversas investigaciones, como las realizadas por la antropóloga Rita Laura Segato, el asesinato de mujeres es un problema social que obedece a condiciones estructurales: pobreza, desigualdad, discriminación, violencia, desempleo, machismo. Por ello, debe ser atendido de manera conjunta por el Estado y los tomadores de decisiones. 

Segato explica en sus investigaciones que los feminicidios se agudizan en entornos donde no hay vínculos comunitarios, lugares en los que la sociedad debe enfrentar la pobreza, la precariedad, la inseguridad, entre otros problemas que descomponen el tejido social. 

Por otro lado, la violencia feminicida dejó de ser un problema individual —que ocurre en el espacio privado [la casa]— y pasó a ser un problema de carácter público. Por esta razón, las mujeres son arrojadas en basureros, baldíos y carreteras, según explica la investigación periodística “Más que matar porque puedo, matar para ser alguien. Juárez, el laboratorio”.

En la investigación, la periodista Daniela Pastrana añade que esta situación obedece al avance de los carteles de narcotráfico en el país y el agravamiento de la violencia, y además porque los hombres necesitan mostrar su poder a través de la violencia que ejercen sobre los cuerpos de las mujeres.  

Entonces, ¿por qué debe ser atendido por las autoridades estatales y municipales? 

En el 2008 se publicó en la gaceta oficial de la entidad la Ley de acceso de las mujeres a una vida libre de violencia del Estado de México, pero a 13 años de su creación el asesinato de mujeres es una realidad cotidiana a la que se enfrentan las mexiquenses. 

Esta ley obliga a “establecer la coordinación entre el Gobierno del Estado y los gobiernos municipales, para prevenir, atender, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres, así como establecer las políticas y acciones gubernamentales para garantizar el acceso de las mujeres a una vida libre de violencia que favorezca su desarrollo y bienestar conforme a los principios de igualdad y de no discriminación, que garanticen el desarrollo integral de las mujeres”. 

Sin embargo, la aprobación de la ley y la obligación que tienen las autoridades municipales y estatales para avanzar en la resolución del conflicto no se ve reflejado en las cifras de feminicidios en el Edomex. 

Aunado a eso y a pesar de que los gobiernos deben garantizar políticas públicas para erradicar la violencia, la pobreza, la desigualdad social, para que las y los ciudadanos accedan a una vida de calidad, la entidad está lejos de garantizar condiciones igualitarias y dignas a la sociedad. 

Un ejemplo, es la Ley de Desarrollo Social que a 17 años de creación no ha cumplidos sus objetivos de generar las condiciones que aseguren el desarrollo social y el pleno disfrute de los derechos sociales de las personas, superar la pobreza y la exclusión en la entidad, —como la ley para que las mujeres disfruten una vida libre de violencia. 

Te recomendamos: Ley de Desarrollo Social fallida, mexiquenses siguen siendo de los más empobrecidos del país

No son cifras, son vidas

El 2 de julio una mujer fue encontrada asesinada en la colonia Geovillas de la Independencia, en el municipio de Toluca. La mujer de aproximadamente 35 años presentaba huellas de violencia. 

Angélica, una niña de 5 años, fue victima de feminicidio el 5 de julio en Amecameca. La niña fue hallada en una construcción. Su abuelo la asesinó.

Una mujer de 35 años fue asesinada el 12 de julio al interior de su hogar en el barrio Loma del Rancho en Almoloya de Juárez. 

El 14 de julio una mujer joven fue contrada asesinada, con impacto de bala y huellas de violencia, en la avenida Lomas Verdes en Naucalpan. 

El 28 de julio, Adilene fue localizada asesinada en Temascalapa, Estado de México. Sus padres habían reportado la desaparición de la adolescente de 12 años.

Anahí fue asesinada por su esposo en San Juanico Centro, municipio de Tenancingo. El feminicidio de la joven de 27 años ocurrió el 27 de julio.