Skip to content Skip to footer

Fracasa Ley de Seguridad de Edomex; la mitad de las familias mexiquenses han sufrido algún delito

En Edomex, de cada 100 delitos cometidos únicamente en 6.4 existe una carpeta de investigación

El 19 de octubre de 2011, cuando el hoy senador Eruviel Ávila Villegas era gobernador, se publicó en la Gaceta de Gobierno la Ley de Seguridad del Estado de México, documento que, en esencia, busca el “establecimiento de la seguridad ciudadana […] proteger a las personas; asegurar el ejercicio de su ciudadanía, sus libertades y derechos fundamentales; establecer espacios de participación social corresponsable y armónica; propiciar la solución pacífica de los conflictos interpersonales y sociales; fortalecer a las instituciones, y propiciar condiciones durables que permitan a los ciudadanos desarrollar sus capacidades, en un ambiente de paz y democracia”. 

Sin embargo, según cifras del Secretariado Ejecutivo del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, la entidad mexiquense es la que registra, de enero a junio de 2021, la incidencia delictiva más alta: 190 mil 755 casos. 

La seguridad en la entidad ha sido, desde hace muchas administraciones, uno de los principales problemas.

En 2017 —año en el que empezó la administración de Del Mazo Maza—, por ejemplo, el Estado de México ocupó el primer lugar en tasa de víctimas por cada cien mil habitantes: esto es, 46 mil 705 víctimas y según la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública, en la entidad, al menos un miembro de 52.7% de los hogares ha sido víctima de algún delito en 2018. 

Según cifras del Laboratorio de Seguridad Ciudadana, en el primer trimestre de 2020, el Edomex ocupó el primer lugar en robo con violencia y robo a transeúnte a nivel nacional, y el segundo lugar en extorsión, robo de vehículo, robo en transporte público y lesiones dolosas. 

Eruviel Ávila 

La garantía de seguridad para las administraciones mexiquense han sido desde hace tiempo temas de campaña política.

Durante su sexenio como gobernador, Eruviel Ávila Villegas se comprometió a la creación de una policía especializada para el combate del delito en el transporte público; más tarde, en 2014, se comprometió a impulsar la depuración policial y contar sólo con buenos elementos.

En el 2016, el Presupuesto de Egresos total del Gobierno del Estado de México fue de 8 mil 246 millones 871 mil 176 pesos.

No obstante, en lugar de dar resultados, de 2011 a 2015 —periodo de Ávila Villegas—, el estado ocupó el tercer lugar en irregularidades en el presupuesto a nivel nacional, “es incierto el destino de los 116 millones de pesos para el Fondo de Seguridad Pública”, señala una entrevista a Leonardo Núñez González, del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), publicada en Sin Embargo.

Alfredo Del Mazo Maza

Alfredo del Mazo Maza arribó a una entidad en la que 19 por ciento de los secuestros del fuero común a nivel nacional se cometieron en el Estado de México, según datos del Observatorio Nacional Ciudadano.  

Durante la gestión de Alfredo Del Mazo Maza se ha impulsado el Programa Sectorial pilar seguridad 2017-2023, que incluye —como proyectos estratégicos— el fortalecimiento del modelo de procuración de justicia, la transformación de las instituciones de seguridad pública, la consolidación del Nuevo Sistema de Justicia Penal con enfoque de derechos humanos y un Estado de México libre de violencia de género. 

Mención especial merece el segundo proyecto. Según cifras del Laboratorio de Seguridad Ciudadana, en los primeros tres meses del 2020, los delitos que afectan a las mujeres aumentaron; la tasa de feminicidio creció 13.7%, la tasa de violencia familiar incrementó 88.5% y la tasa de trata de personas ascendió 61.8%, respecto al mismo periodo del año anterior. 

Te recomendamos: Ser mujer es un peligro en Edomex: feministas

El presupuesto de egresos de 2020 destinó 28 mil 531 millones 123mil 419 pesos al pilar de seguridad.

Aunque algunos delitos, como los patrimoniales, disminuyeron en el Estado de México en el tercer trimestre de 2020, respecto al mismo periodo del año anterior, otros, como la tasa de extorsión y la tasa de robo a negocio aumentaron 21.8% y 51.9%, respectivamente.

Debido a los casos de feminicidios reportados en la entidad, esta pasó de ocupar el lugar 11 en la lista de estados donde se han cometido más de estos crímenes a posicionarse en el sexto.

El municipio que presentó la mayor tasa de feminicidio en el tercer trimestre de 2020 fue Cocotitlán, en el distrito Chalco; el homicidio culposo reportado pasó del sito 29 al 26; la extorsión pasó del quinto al segundo lugar, por mencionar algunas cifras. 


La seguridad sigue siendo una asignatura pendiente en territorio mexiquense: las cifras señaladas corresponden a las denuncias presentadas, pero también existe la denominada cifra negra, que se refiere a los delitos cometidos en los cuales no hubo denuncia por parte de la víctima o donde no se inició una averiguación previa o carpeta de investigación. En el Estado de México es del 93.6%. Según información de Envipe, de cada 100 delitos cometidos en la entidad, únicamente en 6.4 existe una carpeta de investigación.