Skip to content Skip to footer

Hospital General de Zinacantepec, 9 años abandonado por el gobierno

Para esta obra, hoy suspendida, se invirtieron 110 millones de pesos

La construcción del Hospital General de Zinacantepec comenzó en 2013, durante el gobierno de Eruviel Ávila. Desde entonces la obra ha permanecido abandonada, a pesar de los compromisos adquiridos por diversos partidos políticos de los distintos niveles de gobierno que utilizan este tema como promesa política.

Te recomendamos: Abandonados e inconclusos 10 hospitales del Edomex

Así como lo ven sigue abandonado. Cada presidente municipal que entra dice que van a estar gestionando para darle el seguimiento, pero entra uno y sale otro; este que acaba de entrar nos dijo lo mismo, pero no vemos nada”, cuenta doña Isabel Gil que puso una lonchería a unos metros de la obra que se encuentra abandonada desde hace 9 años, y que ya tiene grietas visibles. Diariamente, desde ahí, atestigua lo que sucede en las instalaciones del hospital.

Vista aérea del Hospital General de Zinacantepec, cuya construcción data de 2013 / Foto: Jesús Mejía

Doña Isabel también relata que hace 9 años, junto con su familia, acudió al terreno que había comprado el Ayuntamiento para la edificación del Hospital General de Zinacantepec. Entonces vio a la exalcaldesa Olga Hernández (2013-2015) poner la primera piedra del hospital regional: “la acompañamos porque era de nuestro pueblo”, recuerda.

A partir de ese momento, su vida dio un giro: por iniciativa de sus hijos, doña Isabel decidió dejar su empleo de intendencia para poner un pequeño negocio de venta de alimentos con la esperanza de que en el futuro llegaría mucha gente. Sin embargo, en este tiempo solo ha visto que, con cierta frecuencia, llegan caravanas de distintas dependencias “en carros muy bonitos”, toman fotos del lugar y se van.

Con la pandemia —que hasta el momento ha dejado 420 defunciones y 2 mil 983 contagios en Zinacantepec—, vecinos de la zona pensaron que el hospital al fin se reactivaría, porque incluso observaron que la llegada de personal médico y soldados, pero se retiraron. Ahora solo está un solitario guardia de CUSAEM en las instalaciones, también ha visto que acuden autoridades al lugar, pero no sabe más.

Las inversiones

Ubicado en la localidad del Cerro del Murciélago, en el circuito vial Acahualco, la obra hoy suspendida tuvo una inversión de cerca de 110 millones de pesos; aunque de acuerdo con el Plan Maestro de Infraestructura Física en Salud (PMI) del gobierno federal, actualizado en diciembre 2021, tiene un costo estimado de 70 millones de pesos.

El proyecto —que no está incluido en el Catálogo de Clave Única de Establecimientos de Salud-CLUES, pues se construyó sin autorización de la federación— considera un área de hospitalización con 18 camas censables, 9 consultorios, un quirófano, una sala de expulsión, auxiliares de diagnóstico, auxiliares de tratamiento, área de gobierno y servicios generales.

Las promesas políticas

Manuel Vilchis, el presidente municipal de Zinacantepec por la coalición PRI-PAN-PRD, también se comprometió con la población a retomar esta obra, aunque gran parte de su estatus se encuentra fuera de su jurisdicción.

En diciembre del 2021 anunció que buscaría que en los primeros 100 días de su mandato quedara concluido y listo para dar atención al público. Han transcurrido 44 días sin cambios.

Por su parte, en diciembre de 2020 la diputada por Morena, Berenice Medrano Rosas, quien era presidenta de la Comisión de Salud, Asistencia y Bienestar Social del Congreso mexiquense, informó que los 10 hospitales públicos que estaban inconclusos en Edomex, entre ellos el de Zinacantepec, serían intervenidos por el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) a partir de 2021.

Se reactiva el tema del Hospital General de Zinacantepec

Hace unos días, por un llamado del diputado morenista Daniel Sibaja González, la Legislatura local exhortó al secretario de Salud del Estado de México, Francisco Fernández Clamont, a que informe el estado actual de los ocho hospitales municipales inconclusos, entre ellos el de Zinacantepec.

Se exhorta respetuosamente al Titular de la Secretaría de Salud del Estado de México, para que se informe a esta Soberanía cuál es el estado actual que guarda la situación en materia de construcción, legal, financiera y el alta de la Clave Única de Establecimiento de Salud (CLUES) [sic]”, señala el documento.

Pese a que en el punto de acuerdo se planteó incluir al  INSABI como responsable de la operación de estos hospitales, los diputados de Morena señalaron que la responsabilidad de informar y de terminar los nosocomios es del gobierno estatal.

Los escombros y el abandono saturan el Hospital General de Zinacantepec / Fotos: Jesús Mejía

Al respecto, el especialista Eduardo Salazar, quien fungió como asesor legislativo en la pasada legislatura señalo en entrevista que, a su consideración, se deberían incluir auditorias específicas de cómo quedó cada uno de los hospitales y considerar el tema como una responsabilidad compartida con la federación, toda vez que ya se anunció que tomarían parte.

Se debería haber dirigido a las autoridades del orden federal, para que así como están trabajando en temas de conectividad, en ese mismo ánimo deberían actuar para darle certeza jurídica a la población de cómo está el tema de los hospitales”.

También expresó que el tema de salud debería analizarse a fondo, pues el Edomex es el único estado del país que no cuenta con ley de salud —desde hace más de 30 años este apartado es atendido desde el código administrativo y la legislatura anterior dejó inconcluso este proyecto de ley.

Los temas políticos siguen limitando el accionar para que se destraben temas  tan importantes como el de los hospitales. Lo que he visto a lo largo de 3 años y medio de estudiar la legislación de salud es que el sistema de salud en la entidad está partido y segmentado, por eso se propuso desde la legislatura pasada crear y modernizar el marco jurídico para contar con una ley de salud”.