Inseguridad + hartazgo = justicia por mano propia

La ola de violencia e inseguridad que vive la entidad mexiquense ha provocado una profunda molestia en los ciudadanos, quienes han optado por hacer justicia por su propia mano ante la poca o nula acción de las autoridades responsables de la seguridad. En lo que va de este 2015, se han registrado al menos 11 […]

La ola de violencia e inseguridad que vive la entidad mexiquense ha provocado una profunda molestia en los ciudadanos, quienes han optado por hacer justicia por su propia mano ante la poca o nula acción de las autoridades responsables de la seguridad.

En lo que va de este 2015, se han registrado al menos 11 intentos de linchamiento en la entidad, que han podido ser documentados.

El primer caso se registró el 8 de enero en Texcoco;  el 17 un caso más en Acolman; 19 en Toluca y Ecatepec; 26 en Tlalnepantla, y el 27 del mismo mes un hombre mató de un balazo a un asaltante en Metepec.

En febrero, el día 5 se registró un intento de linchamiento en Lerma y el 13 del mismo mes en Hueypoxtla.

En el mes de marzo, sólo se registró un intento de linchamiento, el día 16 en Zumpango.

En abril, el día 5, se registró un hecho similar en Teoloyucan y finalmente el 18 del mismo mes habitantes de Coacalco intentaron hacer justicia por su propia mano.

Es importante mencionar que durante el 2014 se registraron en todo el territorio estatal 30 intentos de linchamiento y tres más se consumaron.

De acuerdo con el estudio “Linchamientos en México: recuento de un periodo largo (1988-2014)”, de los autores Raúl Rodríguez Guillén y Norma Ilse Veloz, de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), entre 2010 y 2014, el Estado de México ocupó el primer lugar en intentos de linchamiento a nivel nacional, otro dehonroso lugar en el contexto nacional.

Dicho estudio destaca el evento registrado el 10 de febrero de 2012 en Chalco, donde tres jóvenes fueron apaleados y quemados vivos por pobladores que los acusaron de formar parte de una banda de plagiarios.

El hartazgo de los habitantes del Estado de México, los ha llevado también a quemar patrullas y tomar las alcaldías como forma de presión para que las autoridades municipales y estatales emprendan acciones a favor de su seguridad.

El caso más reciente se registró el lunes 20 de abril, en el municipio de Zinacantepec, donde habitantes de San Luis Mextepec volcaron e incendiaron una patrulla de la policía del municipio, después de que los elementos llegaran tarde a un llamado de auxilio por robo a una miscelánea la noche del domingo.

Los primeros reportes policíacos señalan que alrededor de las 23:00 horas, unos asaltantes ultrajaron un negocio de la zona, por lo que vecinos de la zona informaron de manera inmediata pero los uniformados llegaron tarde lo que desató el descontento de la gente y quemaron la patrulla.

Un mes antes en Xonacatlán, comerciantes y vecinos colocaron en las calles cercanas a la Presidencia Municipal, lonas en las que advierten que ante la ola de asaltos y tras la muerte de uno de los comerciantes del centro de la cabecera municipal, y la nula respuesta de sus autoridades, harán justicia por su propia mano.

La situación se torno más grave el domingo 22 de marzo, cuando habitantes de la cabecera municipal incendiaron una patrulla y lanzaron piedras en contra de la alcaldía por la presunta liberación de un delincuente que minutos antes había sido sorprendido asaltando.