Skip to content Skip to footer

Investiga Unidad Académica de Tejupilco hábitos alimenticios de estudiantes

Participan otras instancias de la UAEM como la Universidad Autónoma de Querétaro, la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo y la Universidad Anáhuac Querétaro

La Unidad Académica Profesional Tejupilco de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM) participó en el proyecto de investigación “Detección de rasgos psicológicos predictores de trastornos de la conducta alimentaria”, desarrollado en conjunto con las instituciones de educación superior que conforman la Región Centro Sur del Consejo Nacional para la Enseñanza e Investigación en Psicología (CNEIP). 

El Profesor de Tiempo Completo de este espacio universitario, Salvador Bobadilla Beltrán afirmó que “es un proyecto que se realiza con financiamiento externo. Nos invitaron a participar y tiene como propósito detectar conductas alimentarias en los alumnos universitarios, principalmente los de nuevo ingreso”, dijo.  

Lee también: Qué alimentos debo comer para fortalecer el sistema inmune?

En este trabajo, puntualizó de acuerdo con comunicado, participan también otras instancias de la UAEM como la Facultad de Ciencias de la Conducta y el Centro Universitario Atlacomulco. También la Universidad Autónoma de Querétaro, la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo y la Universidad Anáhuac Querétaro. 

El estudio reveló que no hay muchos alumnos en riesgo, pero hay algunos que merecen atención porque presentan trastornos como la bulimia y algunos otros no tan drásticos. La mayoría de los estudiantes de este campus calificaron con términos aceptables; tienen buenos hábitos alimenticios y posibilidades de alimentarse sanamente.  

Abundó que son de comunidades rurales y traen buenos hábitos de casa. Preparan sus alimentos de forma muy sana, contrario a lo que ocurre en las ciudades, donde normalmente se consume más comida chatarra, comida rápida. 

“Los alumnos que vienen de comunidades a vivir en las inmediaciones de la Unidad preparan sus alimentos, lo que quizá no hacen aquellos que habitan en la ciudad, donde es más fácil comprar una torta, pizza, tacos o comida rápida”, dijo. 

Salvador Bobadilla Beltrán indicó que este proyecto de investigación inició en junio de 2020 y terminó en noviembre de 2021, por lo que prepara el reporte final, con el propósito de iniciar con la difusión de los resultados. “De hecho, ya se presentó un resultado preliminar en el Congreso Nacional del CNEIP y se prepara un artículo para publicarse en una revista indexada”.