Justicia a medias para Ángel Martín

Después de tres años, el ayuntamiento de Metepec otorgó las escrituras de una casa de interés social a Ángel Martín Gutiérrez Sebastián, el joven que quedó paralítico por balas perdidas disparadas por dos policías municipales, como compensación por el daño. Las acciones legales en contra de los municipales todavía no se resuelven, pues los implicados […]

Después de tres años, el ayuntamiento de Metepec otorgó las escrituras de una casa de interés social a Ángel Martín Gutiérrez Sebastián, el joven que quedó paralítico por balas perdidas disparadas por dos policías municipales, como compensación por el daño.

Las acciones legales en contra de los municipales todavía no se resuelven, pues los implicados continúan prófugos desde el día del incidente, y el gobierno municipal sostiene que los uniformados que dispararon de manera inconsciente, no trabajan en la corporación de seguridad.

El año pasado, la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México, responsabilizó al ayuntamiento de Metepec por daños irreversibles al joven; la Codhem también recomendó dar un apoyo económico mensual vitalicio, de cuando menos un salario mínimo diario vigente; la adquisición de una vivienda, escriturada a nombre de la víctima; brindarle rehabilitación atención médica, psicológica y psiquiátrica especializada; servicios y asesoría jurídica y pagarles los estudios de la Licenciatura de Derecho hasta que los concluya.

Ángel Martín se incorporará a la administración pública local en específico en la Procuraduría de la Defensa del Menor; y también se atendió lo referente a su formación académica, pues hace cuatro semanas inició sus clases de licenciatura en Derecho. Así mismo, la nueva casa de Ángel Martín tendrá que ser adaptada a sus nuevas condiciones de vida, los gastos por las adecuaciones los absorberá la administración municipal.