Skip to content Skip to footer

La “seguridad” de Juan Rodolfo

La inversión para mejorar la percepción de seguridad en Toluca no ha tenido tanto impacto en la reducción efectiva de la incidencia delictiva.

Preocupado por abatir la inseguridad en Toluca, el gobierno municipal ha destinado alrededor de 500 millones de pesos para mejorar la protección que se brinda a los toluqueños. Sin embargo de nada han servido las cuantiosas inversiones en patrullas, uniformes y en la contratación de nuevos elementos. En los últimos diez meses del año la incidencia delictiva en la capital mexiquense aumentó 22.98 por ciento.

De acuerdo con el reporte por municipios del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), del 1 de enero al 31 de octubre del año en curso, en Toluca se han cometido 75 crímenes al día. En este lapso se han levantado 22 mil 905 carpetas de investigación, contra las 17 mil 640 registradas en el mismo lapso de 2018.

Te puede interesar: Sin estrategia de seguridad en Toluca, delitos a la alza 

El costo de equipar a la nueva policía

A mediados de agosto, después de que algunos policías se involucraran en actos de corrupción y abuso de autoridad, el alcalde dio a conocer una serie de incentivos para los elementos de seguridad de la capital del Estado de México. 

Incrementos salariales, 500 patrullas nuevas y nuevos uniformes para los guardias se adquirirían con recursos municipales, así como del Fondo Estatal de Fortalecimiento Municipal, FEFOM, y de otros programas de financiamiento. 

Publicidad

Primero, para dar visibilidad al curso de formación inicial de la policía municipal, se imprimieron 500 mil volantes de papel couche, mil carteleres [sic] y 300 convocatorias para el curso de formación inicial de la policía municipal de Toluca, según la solicitud de información 01573/TOLUCA/IP/2019. El monto de este servicio, contratado por la Dirección General de Seguridad Pública y pagado a Agora Medios S.A. de C.V., fue de 38 mil 291 pesos con 60 centavos.

En la solicitud también se incluye la paga por el servicio de lonas, así como la instalación de dos roll up y 10 stand para la campaña “Únete a la policía”, por los que se pagaron 317 mil 114 pesos a Heriberto García Archundia IPrint Fullcolor. 

Asimismo, a inicios de la administración actual, el ayuntamiento de Toluca contrató una serie de anuncios espectaculares por un monto de 4 millones 475 mil 280 pesos. Los contratos de adjudicación directa se pactaron con dos personas físicas y dos morales: 

  • Mark Chang Gómez ($174, 000) 
  • Alejandro Augusto Flores Álvarez ($668, 160) 
  • Innovación y tecnología publicitaria S.A. de C.V. ($3, 159, 840) 
  • Todo en anuncios a color Toluca S.A. de C.V. ($473, 280)
Los espectaculares que anuncian “una nueva y mejor policía” costaron más de 4 millones de pesos. / Foto: Victor Castillo

De acuerdo con los contratos disponibles en el portal de Ipomex, estos anuncios se rentarían de enero a diciembre de 2019, con el propósito de que la información llegue con “calidad, eficiencia y de forma inmediata a toda [sic] los grupos sociales”.

Patrullas

El 15 de julio de este año ya se había publicado la convocatoria para la contratación del servicio integral de arrendamiento de transportación terrestre, en el que se solicitaba 300 patrullas Sedan, 50 Pick Up y 50 Suv. Es decir que el 80 por ciento de los vehículos policiales serían rentados. Las empresas licitantes fueron CA Soluciones Financiaras S.A. de C.V., Capital Leasing S.A. de C.V. y Jet Van Car Rental S.A. de C.V.

En el fallo de adjudicación para la contratación de este servicio, firmado el 25 de julio, se publicó que la Licitación Pública Nacional Presencial LPNP-HAT-RP-07-2019 había sido otorgada a CA Soluciones Financieras S.A. de C.V. La vigencia de prestación del servicio sería a partir del uno de septiembre de 2019 y hasta el 31 de diciembre de 2021. 

[ngg src=”galleries” ids=”16″ display=”basic_slideshow” autoplay=”0″ arrows=”1″]

De acuerdo con el documento, el monto total por la renta de los vehículos referidos es 470 millones 473 mil 84 pesos, desglosados como a continuación se señala: 

  • 300 patrullas Sedan marca Hyundai Elantra GLS TA:
    • Precio unitario mensual: 29 mil 268.64 pesos 
    • Precio mensual: 8 millones 780 mil 592 pesos
    • Importe total por 28 meses: 245 millones 856 mil 576 
  • 50 patrullas pick up marca RAM 1500 SLT Crew CAB 4×2
    • Precio unitario mensual: 44 mil 594 pesos con 61 centavos 
    • Precio mensual: 2 millones 229 mil 730 pesos con 50 centavos
    • Importe total por 28 meses: 62 millones 432 mil 454 pesos 
  • 50 patrullas SUV marca Chevrolet Tahoe LS 
    • Precio unitario mensual: 63 mil 336 pesos con 09 centavos
    • Precio mensual: 3 millones 166 mil 804 pesos con 50 centavos 
    • Importe total por 28 meses: 88 millones 670 mil 526 pesos

Uniformes 

Entre las novedades para el cuerpo policial también se incluyeron uniformes. Camisolas, pantalones, chamarras, botas, gorros e insignias fueron vendidos por la empresa Tactex a la corporación de seguridad de Toluca. 

Las prendas, que cuentan con códigos QR en los que, presuntamente, se encontraría la información de los policías, y que estarían grabadas con tinta ultravioleta para que no sean clonados, costaron 16 millones 318 mil 248 pesos con 96 centavos. 

Es decir que, a pesar de que se trató de una compra por mayoreo, la administración municipal de Toluca pagó 13 millones 780 mil pesos al mayoreo, lo que al menudeo tuvo una cotización de 10 millones 124 mil 500 pesos (esta cifra se obtuvo al considerar los precios más altos en el mercado).

Aunque se había dado a conocer que en la capital mexiquense solo había 900 policías, el ayuntamiento adquirió mil 687 pantalones para sustentabilidad vial y mil 409 tácticos; también se compraron mil 409 camisolas tácticas, mil 115 camisolas para proximidad, 572 camisolas para sustentabilidad vial, mil 403 chamarras, mil 506 pares de botas, mil 366 kepis y 301 insignias.  

[ngg src=”galleries” ids=”18″ display=”basic_slideshow” autoplay=”0″ arrows=”1″]

Así, 481 millones 622 mil 18 pesos, esto es el 68.80 por ciento de los recursos con los que el municipio disponía para la seguridad pública, se destinaron a equipar la policía de una ciudad en donde la incidencia delictiva no da señales de disminuir.

Códigos QR 

Cuando el gobierno municipal los presentó, se aseguró con mucho orgullo, que los códigos QR de los nuevos uniformes de la Policía de Toluca servirían para proporcionar datos de cada elemento, como su número de placa, nombre, grupo sanguíneo y hasta su expediente completo. Sin embargo, esos códigos no cuentan con nada de esa información.

El equipo de AD Noticias intentó acercarse a algunos elementos policíacos que portaban los nuevos uniformes para verificar si lo dicho por las autoridades locales era verdad, pero en todos los casos los policías se negaron. 

Incluso hubo quien afirmó que para poder escanear el código QR primero era necesario dirigir un oficio al área de Comunicación Social para que autorizaran la solicitud, en este caso de un medio informativo, pero que supuestamente podrían hacer cualquier ciudadano.

Sin embargo, gracias a una fuente que prefirió permanecer en el anonimato fue posible acceder a uno de los códigos, en el que solo se proporciona un número de serie. 

Al respecto, el proveedor de los uniformes, PR77, explicó que la codificación se hace después de entregar los uniformes de manera definitiva, debido a los cambios que se llegan a hacer por asunto de de tallas. 

El pasado 28 de agosto, durante la presentación de los uniformes de la Nueva Policía de Toluca,  el alcalde expresó que personalmente había seleccionado los uniformes con los más altos estándares de calidad. 

AD Noticias informó en su oportunidad que el ayuntamiento pagó  más de 16 millones de pesos por los nuevos uniformes, los cuales contarían con medidas de seguridad como los códigos QR y tinta ultravioleta, esto último para evitar su clonación. 

Sobre este asunto, el regidor Arturo Chavarria aseguró en su momento que las autoridades no les informaron, en sesión de cabildo,  el precio unitario de los uniformes y se limitaron a darles los costos  globales del equipamiento para la Policia de Toluca.

Percepción de seguridad 

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Seguridad Urbana 2019 (ENSU), ocho de cada diez toluqueños se sienten inseguros en la ciudad. Es decir que en una población de 955 mil 654 habitantes, el 83.6 por ciento desconfía de la seguridad en su municipio. 

En el lapso de enero a septiembre, la capital del Estado de México logró situarse entre los primeros tres lugares de ciudades donde se comenten cuatro de los once delitos de alto impacto, como el homicidio, el robo, la extorsión y el narcomenudeo. 

Los lugares donde los toluqueños se sienten más inseguros son los cajeros automáticos localizados en la vía pública (88.0%), el transporte público (87.7%) y el banco (78.7). 

En el área metropolitana de Toluca, se estima una tasa de 15 mil 197 robos o asaltos, ya sea en la calle o en el transporte público por cada cien mil habitantes. Según estimaciones de la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública 2019 (ENVIPE), el 45.3 por ciento de estos delitos se cometieron en un lugar público y el 51.9 por ciento en el transporte. 

A pesar de la inseguridad y de los delitos que afectan a la población de la capital mexiquense, en el 93.6 por ciento de los casos los toluqueños no denuncian, pues consideran que hacerlo es, en la mayoría de los casos, una pérdida de tiempo o porque desconfían de las autoridades. 

En ese sentido, solo el 36.6 por ciento de la gente en Toluca considera efectivo el desempeño de la policía preventiva municipal; mientras que solo el 38.2 por ciento identifica al cuerpo policial de Toluca como una autoridad que le inspira confianza. 

La inseguridad en el espacio público ha generado cambio de hábitos en los toluqueños, tales como dejar de llevar objetos de valor por temor a ser víctima de la delincuencia, no permitir que los menores de edad salgan de su vivienda, evitar caminar de noche en las inmediaciones de su domicilio, así como visitar con menos frecuencia a sus familiares o amigos. 

De ahí que solo el 25.7 por ciento de la población en Toluca considere que el gobierno municipal actúe de manera efectiva para resolver los problemas que enfrenta su núcleo urbano.

Soluciones al problema de la inseguridad 

En el mes de abril, el alcalde expresó que, para la salvaguardar a más de un millón de toluqueños, la capital del Estado de México solo contaba con un cuerpo policial integrado por 900 policías divididos en tres turnos. 

Lo ideal, declaró tiempo después, era una policía conformada por cinco mil 500 elementos

“No creo que logremos tenerlos al final de la gestión, que quede claro, porque el dinero nos limita mucho”, dijo entonces el presidente municipal. Sin embargo, los recursos que sí se tenían se destinarían a mejorar los sueldos de los policías, a comprarles nuevos uniformes y también patrullas. 

En ese sentido, el alcalde también manifestó que el modelo de seguridad que pretendía implementarse en Toluca costaría 2 mil 700 millones de pesos, pero las finanzas municipales, en ese momento, solo disponían de 700 millones

Hacia el mes de junio, el alcalde de Toluca declaró que el déficit de elementos en la policía municipal de Toluca impactaba directamente en la efectividad de los operativos de seguridad que el ayuntamiento había puesto en marcha. 

Sin embargo, de poco servirán inversiones cuantiosas o el incremento de elementos de seguridad pública para abatir la delincuencia y la inseguridad en la capital del Estado de México, si antes no se lleva a cabo una reestructuración de los órganos encargados de impartir justicia. 

La estrategia de seguridad tendría que orientarse hacia la prevención del delito, expresó la académica Martha Nateras

Así lo consideró Martha Elisa Nateras González, académica de la Facultad de Ciencias Políticas de la UAEMex, quien señaló que es indispensable el trabajo a nivel social para solucionar el problema de la criminalidad en Toluca.

Pero el enfoque en las estrategias de seguridad no atiende las causas que originan la violencia, pues “está orientado a la persecución del delito”, en vez de atender problemas de prevención, expresó la académica.