#MeToo para denunciar acoso en la UAEMex

Las denuncias de las mujeres violentadas por acoso sexual en las instalaciones de la UAEMéx empezaron a visibilizarse el 25 de marzo

Universitarias de la Máxima Casa de Estudios del Estado de México también se suman a la campaña de denuncias realizada a través del hashtag #MeToo. 

Las denuncias de las mujeres violentadas por acoso sexual en las instalaciones de la UAEMéx empezaron a visibilizarse el 25 de marzo mediante la cuenta @MeTooAcadémicosMx; el 26 de marzo por la noche se habilitó la cuenta de Me Too UAEMéx y, hasta el momento, Edgar Portillo, ex pre candidato independiente a la Presidencia de la República en 2018 y profesor de la Facultad de Ciencias y Sociales, es uno de los hombres que más denuncias ha recibido. 

Al respecto, a través de su cuenta de Twitter, Alfredo Barrera Baca, Rector de la UAEMéx, expresó que en la institución no se toleran los actos de hostigamiento sexual: 

En ese sentido, Rocío Álvarez Miranda, Jefa de la Unidad de Equidad de Género de la Coordinación Institucional de Equidad de Género, ya había señalado anteriormente que la sanción para el personal docente que incurriera en ese tipo de violencia sexual consiste en la destitución permanente de su cargo; en el caso de los alumnos, la suspensión puede ser, según la gravedad del caso, definitiva o temporal, en el último caso, el agresor debe recibir tratamiento psicológico obligatorio.

Sin embargo, de acuerdo con algunos testimonios, la destitución no ha procedido en varios casos, aunque las autoridades insisten en lo contrario:

Breve historia del #MeToo 

La frase Me too ya era usada desde 2006 por la activista Tarana Burke, cuya labor se centra en apoyar a las sobrevivientes de la violencia sexual machista.

Para octubre de 2017, tras la publicación de un reportaje en el New York Times acerca del acoso sexual que varias actrices recibieron por parte del productor de cine Harvey Weinstein, la también actriz Alyssa Milano publicó un tuit en el que invitaba a las mujeres que habían sido víctimas de violencia sexual a que denunciaran a su atacante a través del hashtag #MeToo (cuyo uso no estaba ligado a la historia del primer uso de la frase)

De forma simultánea en México, mujeres del gremio actoral empezaron a hacer públicas sus historias de acoso ejercido por productores, directores y actores. 

Pero este movimiento, gracias al cual se ha visibilizado la violencia sexual que muchas mujeres han padecido al interior de diversos círculos (como el de la academia, los medios de comunicación, las organizaciones no gubernamentales, las empresas, la política…), adquirió un impulso nuevo el 21 de marzo a raíz de la denuncia que Ana G. González compartió en Twitter:

El 22 empezó a usarse el hashtag #MeTooEscritoresMexicanos y el 23 se habilitó la cuenta @metooescritores; a través de ella, mujeres que han sido violentadas por algún miembro del ámbito literario en México han hecho públicas las agresiones recibidas por parte de algunos “hombres de letras”.

Tras las denuncias prevenientes del círculo literario, se generaron más cuentas porque la violencia no es exclusiva de ningún sector: @MeTooCine@PeriodistasPUM@MeTooEmpresario, @MeTooAbogadosMx@MeTooMedicina@metooactivista1, @MeTooTeatroMx,@MeTooAcademicos

Si bien esta oleada de denuncias representa un avance para las mujeres de ciertos sectores, no se debe olvidar que todavía hay cuentas pendientes con las mujeres que no pueden hablar abiertamente de las violencias que las han atravesado.