México, potencia en secuestros, robos y homicidios

Toluca, México; 20 de junio de 2018. México se enfrentará a Corea del Sur el próximo sábado 23 de junio en la ciudad de Rostov, y el miércoles 27 en Ekaterimburgo a la selección nacional de Suecia, en donde el tricolor buscará pasar como primero de grupo a la fase de los octavos de final […]

Toluca, México; 20 de junio de 2018. México se enfrentará a Corea del Sur el próximo sábado 23 de junio en la ciudad de Rostov, y el miércoles 27 en Ekaterimburgo a la selección nacional de Suecia, en donde el tricolor buscará pasar como primero de grupo a la fase de los octavos de final del Mundial de Rusia 2018.

En el campo serán once contra once y los encuentros lucen parejos, con una ligera ventaja en el papel para la escuadra latinoamericana. Sin embargo, la paridad de fuerzas en el terreno de juego se convierte en una abrumadora ventaja para México en otro encuentro: en los índices de desarrollo humano, secuestros, homicidios y robos respecto a Corea del Sur y Suecia.

Un ejemplo de la disparidad entre los tres países se muestra en el índice de homicidios. Mientras que en México se cometieron 31 mil 212 homicidios en el 2015, habiendo promediado en ese año 2 mil 601 al mes, en Corea del Sur se registraron 372 asesinatos en el 2014, siendo la media 31 al mes, y en la nación escandinava se cometieron 112 en 2015, alrededor de 9 cada mes.

Corea del Sur es una de las naciones más desarrolladas del mundo, y en términos generales un país seguro. A pesar de que la economía de México es la décimo quinta a nivel mundial, la disparidad en la distribución de la renta coloca al país en término medio en cuestión de desarrollo humano, en contraste con Corea del Sur, nación que se encuentra entre las 20 más desarrolladas del mundo.

Por su parte, Suecia es un país rico y sumamente desarrollado. Se encuentra en la lista de las quince naciones con mayor índice de desarrollo humano, el cual se calcula mediante el ingreso promedio de la población, el acceso a los servicios públicos, la calidad de la educación de los países y el nivel de violencia en el país. El ingreso promedio de un sueco es seis veces más que el de un mexicano. 

 

Fuentes: