Los porqués de las derrotas de Morena en el Edomex

Los porqués de las derrotas de Morena en el Edomex
Daniel Serrano, excandidato a la alcaldía de Cuautitlán Izcalli, participó en la mesa de análisis postelecciones en AD Noticias. No te pierdas la entrevista

Daniel Serrano, excandidato a la alcaldía de Cuautitlán Izcalli, participó en la mesa de análisis postelecciones en AD Noticias. Durante la mesa, Serrano explicó el panorama de las elecciones y los retos a los que se enfrentó Morena durante este proceso electoral. Asimismo, compartió la urgencia que tiene el partido de reorganizarse luego de estos comicios.

El morenista señaló que su partido se enfrentó a una serie de problemas debido a la forma en que está integrada la dirección nacional, ya que la mitad de la dirigencia no se ha renovado desde que AMLO era el presidente nacional del partido; una parte se integró durante un congreso nacional; y finalmente la secretaría y la presidencia se eligieron a través de un mecanismo del Instituto Nacional Electoral, de ahí la complejidad de la toma de decisiones al interior de Morena.

Lee también: El futuro de la democracia está en manos de la ciudadanía, no de los partidos

Además, de las problemáticas que trajo la compleja composición de la dirigencia nacional, las actitudes que se dieron al interior del partido sobre la decisión de quiénes iban por las candidaturas trajo problemas. Estas situaciones le costaron al partido continuar con la mayoría en el Congreso Federal y el Congreso Local del Estado de México, pese a ser el partido más votado.

“Poco a poco se irá desenmarañando lo que ocurrió al interior de Morena que hoy es la primera fuerza política en el Estado de México y en el país, esto nos permitirá ver qué actitudes se dieron para que Morena no alcanzara el mejor de los escenarios que tenía previstos”, señaló el morenista.

Serrano argumentó que viene una reorganización al interior de Morena, ya que las elecciones terminaron; sin embargo, están en puerta otros procesos como las votaciones para enjuiciar a los expresidentes. Además, dijo que se enfrentarán a la iniciativa de revocación de mandato por parte de los partidos de derecha, que apeló a la clase media para obtener victorias durante estas elecciones.

“La derecha apeló a un discurso, creo que tenemos que hablar de manera muy franca con la población; en una campaña electoral no solo están en juego las propuestas concretas de quien aspira a gobernar, no solo es un asunto de propuestas también se apela a emociones y la derecha apeló a un sentimiento”, argumentó.

Lo anterior se evidenció porque la coalición de derecha “Va por México” conformada por PRI-PAN-PRD apeló a campañas racistas, xenófobas y clasistas en contra de Morena, lo que fomenta el odio.

Insistió que las dificultades a las que se enfrentó Morena estuvieron presentes a lo largo del proceso electoral e incluso durante el registro de las candidaturas, ya que Morena fue el último partido en hacerlo; además de que los registros no se firmaron por el representante de Morena en el Estado de México, sino por una comisión de la dirección nacional del partido; lo que da cuenta de las pugnas que se llevaban a cabo al interior.

Además, argumentó que Morena tuvo representaciones en las candidaturas que no estaban en sintonía con las consignas del movimiento de la cuarta transformación; pero no hubo una llamada de atención por parte de la dirigencia nacional.

“Creo que aún no se termina de ver lo que ha venido sucediendo en Morena, pero sí hay una ruta de actividades que fueron tomadas por la dirección nacional, que nos tendrían que dar algunos elementos de que hay un proceso en el que si no se interviene puede darse un problema de descomposición de la organización”, señaló.

A la pregunta sobre si el proceso electoral fue limpio, Daniel Serrano respondió que esto depende de cada municipio y estado; sin embargo, sobre el caso de las campañas en Metepec, el morenista argumentó que en un sistema democrático no debe permitirse la filtración de llamadas confidenciales con el fin de afectar a los candidatos.

Sobre el ejercicio de reelección Serrano manifestó su rechazo y explicó que esta reforma tuvo un origen perverso por parte de la derecha, al estar mediado por los partidos políticos y venderse como la posibilidad de ser un ejercicio de rendición de cuentas en su máxima expresión. No obstante, la reelección debería darse bajo evaluaciones de mecanismos que midan la transparencia, lo que evidenciaría si un funcionario público puede o no reelegirse.