Skip to content Skip to footer

Mujeres en la mira

La portada de la revista Proceso en su edición no. 1956 sacudió este fin de semana a las redes sociales al anunciar el libro "Las muertas del estado. Feminicidios durante la administración mexiquense de Enrique Peña Nieto" de Humberto Padgett y Eduardo Loza.

 

La investigación realizada por los periodistas Padgett y Loza acerca de los feminicidios registrados en la entidad mexiquense será publicada por la editorial Grijalbo; el prólogo de esta obra estuvo a cargo de la periodista, activista social y escritora Lydia Cacho y estoy segura que el breve fragmento publicado en Proceso ha hecho temblar a más de uno.

 

Espero leer muy pronto los resultados de esta investigación, sobre todo, espero que la publicación de este libro sacuda conciencias y mueva voluntades en el Estado de México y en todas las entidades en donde se ha solicitado declarar alerta de género -Oaxaca, Guanajuato, Nuevo León, Hidalgo y Morelos-, para que la clase política en el poder entienda que la alerta de género no es un castigo político, ni mediático; sino un mecanismo que busca erradicar la violencia feminicida.

El artículo 22 de la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia señala que la “alerta de violencia de género es el conjunto de acciones gubernamentales de emergencia para enfrentar y erradicar la violencia feminicida en un territorio determinado, ya sea ejercida por individuos o por la propia comunidad”; el artículo 23 de esta ley menciona que “la alerta de violencia de género contra las mujeres tendrá como objetivo fundamental  garantizar la seguridad de las mismas, el cese de la violencia en su contra y eliminar las desigualdades producidas por una legislación que agravia sus derechos humanos”.

 

El término feminicidio se refiere al asesinato de mujeres por parte de hombres que las matan por el simple hecho de ser mujeres; son asesinatos motivados por la misoginia. Los feminicidios expresan situaciones extremas de violencia en contra de mujeres y niñas; el Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio lo define como un fenómeno social, cultural y político que atenta contra la vida de las mujeres.

 

La violencia feminicida es una forma extrema de violencia en contra de las mujeres,  producto de la violación de sus derechos humanos, en los ámbitos público y privado, conformada por el  conjunto de conductas misóginas que pueden conllevar impunidad social y de Estado. La antropóloga mexicana Marcela Lagarde define al feminicidio como un “conjunto de hechos violentos, misóginos contra las mujeres que implican la violación de sus derechos humanos, atentan contra su seguridad y culminan en muerte violenta… que además conlleva impunidad antes y después del hecho violento”.

 

Desde el año 2009, diversas organizaciones de la sociedad civil han solicitado que se emita la alerta de género en la entidad mexiquense ante el alza en los feminicidios. La portada de Proceso y la próxima publicación del libro colocarán el tema en la agenda social, política y mediática.

 

¿Cuál será la respuesta de las autoridad?, ¿seguirán maquillando cifras?…

 

Espero sus comentarios.

 

Twitter: @MichelQuiroz

Correo electrónico:  [email protected]