Skip to content Skip to footer

No solo basura es lo que causa el desborde del Lerma

Durante la última semana, al menos en dos ocasiones su acceso principal ha quedado totalmente inundado, inclusive, con poca lluvia

El desborde del río Lerma y las inundaciones que afectan a San mateo Atenco no son causadas únicamente por la acumulación de basura, sino también por obras de infraestructura carretera que limitan el cause del río y la falta de espacios que filtren el agua.

Te puede interesar: Cortes de agua, fugas, sequías e inundaciones: la paradoja del Edomex

Durante las últimas semanas, las autoridades de los 3 niveles de gobierno han encendido alertas ante el posible desbordamiento del río Lerma en la zona de las Ciénegas de San Mateo Atenco, municipio que desde hace décadas sufre de inundaciones en épocas de lluvia.

En el paraje conocido como 3 cruces pobladores y autoridades colocaron costales en la rivera del Lerma con la esperanza de contener una creciente en la afluencia del río. Además, algunos municipios, como Metepec, han instalado albergues para los pobladores más vulnerables.

No solo es la basura

Sin embargo, con el desbordamiento del río Tula ––el pasado 7 de septiembre–– y las inundaciones registradas en Ecatepec, los esfuerzos para contener el desbordamiento del río Lerma parecen insuficientes: “el agua no regresa al río por culpa de los márgenes artificiales (autopista Lerma – Tenango) que le han hecho, el río antes serpenteaba y desde 1947 es un canal recto”, explicó para AD Noticias la arquitecta Susana Bianconi.

Es decir, la autopista Lerma-Tenango impide que el agua del río desfogue a las Ciénagas, razón por la que se fuga hacia los terrenos laterales, afectando a los vecinos.

La arquitecta señala que existen otros factores que ponen en riesgo permanente a la población: las inundaciones también se deben a que los ejidatarios elevan el nivel del terreno porque reciben cascajo de obra, además de que sigue creciendo la zona urbana que tributa a la cuenca, desde Santiago Tianguistenco hacia abajo”.

Contrario a la creencia popular, la basura en las calles constituye una parte mínima del problema que aqueja, principalmente, a San Mateo Atenco. Durante la última semana, al menos en dos ocasiones su acceso principal ha quedado totalmente inundado, inclusive, con poca lluvia.

Para el investigador de la UAEMex, Giovani González Camacho, la sedimentación proveniente de las partes altas, como el Nevado de Toluca, hacen que los sistemas de drenaje colapsen en época de lluvia. A esto se suma los tapones generados por los residuos arrojados a la vía pública.

Muros impiden la evacuación del agua

La impermeabilización de las calles es otro factor, para Susana Bianconi inundaciones como las del acceso a San Mateo Atenco, o las que ocurren con frecuencia sobre Paseo Tollocan y Manuel Clouthier (Pilares) se deben, en parte, a la falta de espacios que permita la filtración de agua:

“el agua busca su cauce hacia Lerma, sin embargo, hay un muro que impide la evacuación de esa agua, es tan fácil la solución como abrir ese muro y mandar el agua de lluvia a la infraestructura verde que existe del otro lado que llevaría despacito al río o, mejor, con una trinchera de infiltración que mandara el agua a los mantos freáticos” explicó.

Te puede interesar: Inundaciones en el Valle de Toluca, ¿por qué ocurren y cómo podemos evitarlas?

Muro que impide la evacuación del agua. Foto/ Víctor Castillo