Skip to content Skip to footer

No veo, no escucho

La semana pasada el Gobernador del Estado, luego de cuatro años de mandato y evidenciado ante la terrible ola de violencia e inseguridad que sufre el Estado de México, no le quedó otro camino que reconocer que efectivamente los niveles de inseguridad son tan alarmantes que se hace necesaria la intervención del Gobierno Federal y el ejército para ayudar en la tarea.

 

Como todos sabemos, el tema de seguridad no solo le corresponde a la federación o al estado; sino que de manera primordial le incumbe a los presidentes municipales. Sin embargo, hasta el momento no se ha observado a ningún alcalde hacer un público reconocimiento de la grave situación de inseguridad a la que se enfrenta y siendo nuestra ciudad la capital del estado, sería imperante y necesario que la alcaldesa de Toluca fuera la primera en reconocer que la ciudad se ha vuelto uno de los municipios más peligrosos.

 

La manera en que se ha abordado el tema en Toluca ha sido de una constante negativa; y peor aún, se nos ha tratado de engañar de forma reiterada pues la titular del órgano municipal ha referido, sin éxito alguno, que los delitos en la capital han disminuido, cuestión que no se ve reflejada en las cifras pero sí en el enojo permanente de la población por el tema.

 

Lo cierto es que el primer paso para resolver un problema debe ser el reconocimiento de que éste existe, en segundo lugar es solicitar ayuda y realizar un plan de acción donde se involucren todos los actores responsables para lograr la solución del mismo, para luego poner en marcha el plan, y finalmente evaluarlo y corregirlo de acuerdo a la aplicabilidad, éxito y falla que presenta ya en la práctica.

A los ojos de todo el país sería muy bien visto que la Presidenta del Consejo Nacional de Seguridad Pública reconozca que existe un incremento de violencia y delitos en su territorio; ya que lograría que se implementará un plan estratégico municipal de seguridad pública, que si tiene éxito, pudiera ser replicado en otros municipios y con ello tener un país más seguro. Mas, la interrogante sigue siendo si es mayor la sensibilidad social reconociendo que la inseguridad en Toluca es un problema grave que se le ha salido de las manos, o si seguirá aplicando la frase de “no veo y no escucho”.

 

Twitter: @monicafragoso

Facebook: Mónica Fragoso Maldonado

Email: [email protected]