Skip to content Skip to footer

Opaca investigación de Alerta de Género

El Sistema Nacional para Prevenir, Atender, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (SPASEVM) pidió al juez Noveno de Distrito dar por cumplida la sentencia con la que lo obligó a investigar la violencia feminicida en el Estado de México.

El Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF) y la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos (CMDPDH) advirtieron que el Sistema intenta dar por “cumplida, en su totalidad, la sentencia”, aunque nunca lleve a cabo la indagación a la que está obligado para eventualmente declarar la Alerta de Violencia de Género (AVG) en la entidad.

De acuerdo con una nota de Proceso, las organizaciones civiles acusaron que en todo caso el SPASEVM pretende realizar la investigación en total opacidad, de forma imparcial y contraviniendo el reiterado llamado de que especialistas ciudadanos participen en ella.

Y es que, según informó el Sistema, la pesquisa correrá a cargo de un “Grupo Multidisciplinario e Interinstitucional” creado en 2009, a partir del acuerdo 04-24/04/2009, y conformado sólo por dependencias federales. Los grupos civiles dijeron desconocer la existencia de tal mecanismo.

De acuerdo con la notificación enviada al juez, la indagación la realizará el grupo creado en la séptima sesión ordinaria del Sistema celebrada en 2009 –cuando aún no se presentaba la solicitud de AVG para el Estado de México, lo cual ocurrió un año después–, y los resultados serán evaluados por un “grupo dictaminador”, instaurado con el mismo acuerdo. Ambas instancias están integradas por dependencias federales.

Hasta ahora se sabe que el “Grupo Multidisciplinario e Interinstitucional” (que según el anterior Reglamento de la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia se debía crear para investigar la violencia feminicida cuando fuera admitida una solicitud de AVG), está conformado por las secretarías de Gobernación (Segob) y de Desarrollo Social (Sedesol), la Procuraduría General de la República (PGR), y el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred).

Mientras que el “Grupo Dictaminador” lo integran Segob, la Secretaría de Salud (SS) y el Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres), aunque se desconoce el nombre de las o los representantes de cada instancia.

María de Luz Estrada, coordinadora del OCNF, sostuvo que la supuesta investigación en realidad es “una simulación más” de las dependencias federales, para no admitir que en el Estado de México se vive “una preocupante crisis de violencia de género” que en siete años, y de acuerdo con datos oficiales, cobró la vida de más de mil 500 mujeres, casos a los que se suman las innumerables desapariciones de jóvenes y niñas.

La experta argumentó que luego de tres años de litigio, espera, reclamos y de una constante negativa para iniciar la indagación, (bajo el argumento de que las activistas no acreditaban los requisitos para solicitar la AVG), al Sistema se le agotaron las alternativas jurídicas para negarse a investigar “y ahora lo que pretende es que (el procedimiento) sea a modo y sin transparencia”.

Estrada apuntó que más allá de buscar que la investigación se realice con la mayor transparencia e imparcialidad posibles, el OCNF reclama que se declare la AVG de manera inmediata pues existen las pruebas y elementos suficientes que demuestran que “todas las mexiquenses están ante el riesgo eminente de ser asesinadas o desaparecidas”.

Finalmente, María de Luz Estrada reiteró el llamado al presidente  Enrique Peña Nieto y a la Segob para que se incluya a las organizaciones civiles en la investigación, llamado al que se sumó Amnistía Internacional y que –acotó—se mantendrá alerta del proceso.

En 2010 la CMDPDH y el OCNF presentaron ante el Sistema una solicitud de investigación para declarar la AVG en el Estado de México, misma que fue negada en enero de 2011.

En ese mismo año, ambas organizaciones interpusieron un amparo contra la negativa de la declaratoria. En 2012 el Juez Noveno de Distrito otorgó el amparo, obligando así al Sistema a motivar y fundamentar su negativa, y aunque realizó dos sesiones con ese fin el SNPASEVM volvió a rechazar la AVG.

En 2013 el Poder Judicial Federal ratificó el fallo del juzgado, a lo que la Segob respondió con una queja cuestionando las facultades y alcances de la sentencia. La queja fue rechazada en marzo pasado por improcedente.

En agosto de 2013 el SNPASEVM dijo a organizaciones civiles que antes de solicitar una investigación por violencia contra las mujeres en el Estado de México es necesario que prueben que los ataques son sistémicos.