Otro ataque contra estudiantes en Guerrero

Un grupo de 10 jóvenes estudiantes de la Universidad Autónoma de Chapingo, entre ellos un extranjero, fueron atacados por agentes de la Policía Ministerial Estatal (PME) de Guerrero, al confundirlos con delincuentes, confirmaron autoridades estatales en conferencia de prensa.

De acuerdo con reportes oficiales, el grupo de jóvenes, entre ellos uno de origen alemán, todos estudiantes, regresaban del puerto de Acapulco a bordo de una camioneta blanca tipo van.

Enseguida, un grupo de agentes de la PME que viajaban en patrullas oficiales trataron de interceptar a los estudiantes desde que ingresaron a esta capital por la parte sur, luego de pasar la caseta de peaje de Palo Blanco, indican los informes.

No obstante, los jóvenes no se detuvieron y fueron perseguidos sobre el bulevar Vicente Guerrero, hasta la zona norte ‎donde fueron atacados a balazos por los agentes ministeriales, desde un vehículo en marcha.

El ataque dejó herido al joven alemán, identificado como ‎Kim Fritz Frant Káiser, de 25 años, quien fue trasladado a un hospital privado de esta capital y posteriormente, cerca de las 23:00 horas, llevado a bordo de una ambulancia a la Ciudad de México.

El resto de los universitarios quedaron aterrorizados y se refugiaron en una gasolinería.

Al lugar, arribaron los ministeriales, quienes sometieron a los universitarios. Algunos de ellos estaban escondidos en el baño de la estación.

“A mí me cubrieron el rostro con mi playera y me preguntaban por qué habíamos corrido y que dónde estaban las armas”, dijo a Proceso.com uno de los estudiantes agredidos.

Cuando los uniformados se percataron de que los jóvenes no eran delincuentes, los apoyaron para trasladar al lesionado al hospital privado Santa Fe, ubicado al sur de esta capital, refirió otro testigo.

 

 

Siguen protestas

Mientras tanto en Chilpancingo y Apango empresarios, estudiantes, maestros, campesinos y padres y madres de los 43 normalistas de Ayotzinapa cuyo paradero se desconoce desde el 26 de septiembre salieron la mañana del pasado  este domingo a las calles para exigir la desaparición de poderes en la entidad, ‘‘porque en Guerrero no hay gobierno’’, informa La Jornada.

En Chilpancingo, unas mil personas marcharon por el centro de la ciudad y realizaron un mitin en demanda de las renuncias del gobernador Ángel Aguirre Rivero y del alcalde con licencia de Iguala, José Luis Abarca Velázquez, así como castigo a los responsables materiales e intelectuales de la muerte de tres estudiantes, tres civiles y la desaparición de 43 jóvenes.

‘‘¡Justicia, justicia!’’, ‘‘¡Fuera Aguirre de Guerrero!’’ y “¡Aguirre asesino de estudiantes!’’, fueron algunas de las consignas que lanzaron los manifestantes.

Mientras tanto, la marcha que tuvo lugar en el municipio de Apango, ubicado a 30 kilómetros de Chilpancingo, fue encabezada por el campesino Tanis Mendoza, padre de Miguel Mendoza Zacarías, uno de los 43 estudiantes desaparecidos, quien dijo: ‘‘Vemos difícil la situación, porque no sabemos dónde tienen a los muchachos’’.

Comentó que por ahora ha dejado las actividades del campo para abocarse a buscar a su hijo, quien ‘‘ya es grandecito, tiene 32 años, pero me dijo que quería estudiar; pensaba en su futuro, deseaba ser maestro, pero le tocó vivir esto que está pasando y ni modo.

‘‘Lo hemos buscado por todos lados y tenemos esperanza de encontrar a todos los muchachos. Tengo otros dos hijos, pero me falta Miguel’’, expresó.

 

(Con información de Proceso y La Jornada)