Entrampan desacuerdos entre partidos presupuesto 2022 del Edomex

A más de un mes de la llegada del paquete fiscal 2022, que estimaba un presupuesto para el Estado de México superior a los 326 mil millones de pesos, la posibilidad de contratar deuda por 9 mil 500 millones de pesos para proyectos federales y municipales y cuatro nuevos impuestos, esa miscelánea sigue en análisis en la Legislatura mexiquense.

El retraso se ha generado principalmente por la petición de contratar créditos, pues el actual gobierno estatal ha solicitado endeudamientos cada año desde su llegada, y para el 2022 quería imponer cuatro nuevos impuestos.

Por segundo año consecutivo, ese documento, integrado por las reglas financieras que incluye el Presupuesto, la Ley de Ingresos Estatal, Ley de Ingresos Municipal y reformas al Código Financiero, al Administrativo y a otros ordenamientos, será aprobado por el pleno del Congreso local en enero, ante la falta de acuerdos entre los grupos parlamentarios para avalar la propuesta del Ejecutivo.

Tradicionalmente, hasta la 59 Legislatura la iniciativa de miscelánea fiscal tardaba unas dos semanas en ser aprobada por las y los legisladores. La analizaban en comisiones, hacían algunos ajustes y normalmente la aprobaban dentro el periodo ordinario, que cierra a más tardar el 18 de noviembre, aunque llegó a ser votado por mayoría.

No obstante, a raíz de la llegada de Morena a la LX Legislatura el análisis ha llevado más tiempo

De acuerdo con la Constitución,  el paquete fiscal debe llegar a la Cámara de Diputadas y Diputados a más tardar el 21 de noviembre, y las y los legisladores deberían aprobarlo el 15 de diciembre en un año normal, y solo cuando es cambio de titular del Ejecutivo, tienen hasta el 31 del último mes del año.

Sin embargo, la Carta Magna también prevé posibles retrasos y señala, en su artículo 61, que solo en caso de que al 31 de enero del siguiente año no existiera un acuerdo en la Legislatura entraría en vigor la propuesta original enviada por la Secretaría de Finanzas.

Mientras en Legislaturas anteriores hubo quejas de que la mayoría en su momento, encabezada por el PRI, trató de sacar el paquete fiscal en “fast track”, en la anterior y la actual los reclamos han sido porque se ha alargado el análisis, y al final, siempre ha habido ajustes, pues no se han aprobado las iniciativas originales.

Entre el 29 de noviembre y el 27 de diciembre, las comisiones se han reunido en unas ocho ocasiones para conocer el paquete, recibir explicaciones, analizar propuestas, hacer planteamientos y votar algunos ajustes.

¿Por qué está detenido el paquete fiscal?

La iniciativa del gobierno de Alfredo del Mazo Maza generó rechazo desde su llegada, en virtud de que proponía contratar deuda por 9 mil 500 millones de pesos; el mayor monto de los últimos años- También, imponer cuatro nuevos impuestos, dos de ellos cedulares, es decir, a ingresos de personas físicas; uno ecológico y otro a casas de empeño.

La propuesta generó el descontento de la clase empresarial, la cual desde el 26 de noviembre, que se dio a conocer ese planteamiento, la rechazó. Consejos y Cámaras se opusieron y advirtieron que las cargas impositivas cedulares generarían afectaciones a unidades económicas, en medio de la pandemia que aún no termina.

Lee: Presupuesto en Edomex, nuevos impuestos y deuda, lo que hay que saber

Ante la oposición de la clase empresarial, pero también de los grupos parlamentarios de Morena, Partido del Trabajo, Partido Verde, Movimiento Ciudadano y Nueva Alianza, el PRI y el gobierno estatal, después de algunas reuniones cedieron y dejaron fuera los impuestos cedulares el 16 de diciembre, en trabajo de comisiones.

En el tema del endeudamiento también están en contra. Las mismas bancadas ––que juntas tienen mayoría en el Congreso local––, por lo cual el PRI y sus aliados del PAN y PRD no han podido sacar el paquete y las negociaciones se encuentran trabadas.

El bloque, ahora encabezado por Morena, desde el inicio tuvo dudas en torno a la solicitud de deuda por 9 mil 500 millones de pesos y pidieron el listado de obras que las autoridades pretendían realizar, e incluso acusaron que Finanzas tardó en entregarlas.

Hasta la primera quincena de diciembre no contaban con esa información, de acuerdo con la coordinadora del PVEM, María Luisa Mendoza y de Morena, Maurilio Hernández.

Por ello, no podían avanzar los trabajos al interior de las comisiones de Planeación y Gasto y de Finanzas Públicas que analizan la propuesta de dictamen del paquete fiscal. El listado las y los representantes populares lo recibieron el 16 de diciembre, previo al cierre el periodo ordinario de sesiones.

Además, han pedido información a la Secretaría de Hacienda y a la de Comunicaciones y Transporte federal sobre las obras que el gobierno estatal asegura se pretenden realizar. Estas concentran la mayor parte de los recursos de la solicitud de deuda para conectar al aeropuerto Felipe Ángeles, pues 5 mil 949 millones serían para obras federales y 3 mil 550 millones de pesos para estatales.

Las reuniones

Las comisiones iniciaron el análisis del paquete fiscal el martes 29 de noviembre y siguieron el jueves 2 de diciembre. En ambos días subsecretarios de Finanzas acudieron a explicar la propuesta de paquete fiscal y a contestar preguntas de las y los legisladores.

Para el 8 de diciembre hubo comisión, pero por falta de información aplazaron la discusión. Citaron para el 10 de diciembre; sin embargo, la sesión no se realizó por falta de datos y de acuerdos. Por ello, volvieron a reunirse la siguiente semana: el jueves 16, cuando fueron retirados los impuestos cedulares. Una vez más se declararon en reunión permanente, en espera de más información y entre reproches del PAN que pedía avanzar en el análisis.

El argumento de Morena y el resto de las bancadas es que no tenían los elementos suficientes para decidir sobre la posibilidad de contratar deuda.

Te recomendamos: Recorte de 75% al presupuesto para pueblos indígenas en 2022, proyecta Edomex

El lunes 20 de diciembre, se cancelaron las comisiones y se citaron para el martes 21, día en que se aprobaron los impuestos ecológico y a casas de empeño; la Ley de Ingresos Municipal, la posibilidad de que los nuevos ayuntamientos contraten deuda o la refinancíen y se les adelanten recursos.

Para el 23 de diciembre, después de horas de retraso por desacuerdos entre el PAN y Morena sobre quién encabezaría los trabajos, las comisiones aprobaron ajustes al Código Financiero.

Regresaron el lunes 27 de diciembre, y tras aprobar algunos artículos del Presupuesto volvieron a declararse en sesión permanente y regresarán en enero para continuar con el análisis, pues aún no hay acuerdo sobre el posible endeudamiento.

Mientras no exista certeza de cuánta deuda podrían aprobar tampoco habrá claridad de los ingresos, ni del presupuesto estatal, pues de no avalar la contratación de financiamientos, el gasto estimado bajaría y todos los rubros se moverían.

Cuántos votos se requieren

Al no ser reforma constitucional la aprobación del paquete fiscal no requiere las dos terceras partes del Congreso local, sino el voto de la mayoría que en estos momentos tienen Morena, PT, PVEM, MC y Nueva Alianza, los cuales suman 38 de 75 diputadas y diputados, mientras PRI, PAN y Morena tienen 37.

En este tema ha sido fundamental la posición de la llamada “mini bancada”, pues ninguno de los dos grandes bloques tiene mayoría por si solo.

Una vez que los distintos grupos parlamentarios lleguen a un acuerdo el paquete fiscal será aprobado en comisiones, y posteriormente, en el pleno del Congreso local para ser publicado en Gaceta de Gobierno y entrar en vigor, mientras tanto, seguirán vigentes las reglas financieras del 2021, y las cuotas y tarifas se ajustarán al factor de actualización de la Ley de Ingresos.