Paris Hilton visita territorio mazahua del Edoméx

Toluca, Estado de México; 10 de noviembre de 2018. No sé quien es, nunca había escuchado de Paris Hilton, dice Doña Felipa, una madre indígena de la comunidad de los Remedios, Villa Victoria, luego de recibir de manos de la modelo estadounidense juguetes para sus tres hijos, uno de ellos, Raúl, muestra su alegría con […]

Toluca, Estado de México; 10 de noviembre de 2018. No sé quien es, nunca había escuchado de Paris Hilton, dice Doña Felipa, una madre indígena de la comunidad de los Remedios, Villa Victoria, luego de recibir de manos de la modelo estadounidense juguetes para sus tres hijos, uno de ellos, Raúl, muestra su alegría con un gran sonrisa mientras abraza fuertemente la caja.

La celebridad, cuyo valor neto está valuado en 300 millones de pesos según la publicación de la revista Celebrity Net Worth, visitó a más de cien niños de la comunidad mazahua del Estado de México, en la que habitan niños indígenas en pobreza alimentaria”.

Cerca de las 10 de la mañana, Hilton llegó al lugar sin un fuerte dispositivo de seguridad; tras bajar del vehículo, el primer lugar que visitó fue una vivienda sin cristales, la familia que la habita sólo colocó plásticos como ventanas. 
Hilton, dueña de los hoteles que llevan su apellido, pasó al sanitario; una cubeta verde con agua es muestra de las carencias por las que pasa el municipio, la falta de agua potable. 

Las cámaras de la prensa mexiquense apuntaban hacia la empresaria, quien con menos de tres metros de distancia continuó su camino en la camioneta.

En el lugar fue recibida por miembros de la fundación un Kilo de Ayuda, organización dedicada a fomentar el desarrollo integral de los infantes de 0 a 5 años, quienes obligaron a las señoras y a los pequeños a saludarla durante su ingreso: “Sí nos dijeron que iban a  venir, pero no sé quien es”, manifiesta Carolina. 

Un collar de flores adorna el cuello de la mujer que se dedica a promocionar una línea de perfumes cuyos costos van de 400  a 1,300 pesos, una pequeña que no mostraba emoción en su rostro, sino desconciert,  fue la encargada de darle la bienvenida a Paris Hilton.  Los demás niños no tenían intenciones de acercarse, no obstante la voz: “quién más quiere abrazarla”, los forzó a hacerlo. 

La considerada por algunos medios actriz, quien habita una villa en Hollywood Hills valuada en más de 10 millones de dólares, fue nombrada por la fundación como su embajadora, pues aunque en un inició se había indicado que sólo aportaría su imagen y su prestigio a la organización, más tarde, el personal de Hilton anunciaría una donación de 100 mil pesos que, se dijo, contribuirá a fomentar el desarrollo integral de 23 niños durante un año. 

En el recorrido, la mujer también reconocida por ser protagonista de algunos escándalos, abrazó y saludó a los infantes posando para la lente de los reporteros, no sin antes acomodar su cabello y retocar su maquillaje. 

Paris Hilton, quien viste con ropa de línea como Gucci, Prada y Dior, lució una vestimenta casual que resaltaba sobre la indumentaria mazahua de las mujeres presentes, que si bien agradecían los juguetes que les regalaban a sus hijos, dijo Felipa, también exigían que en el centro de salud de la localidad el gobierno estatal y municipal abasteciera de medicamentos el inmueble. 

La madre de Paris Hilton, en una publicación para la revista Forbes, señaló que “Hilton visita orfanatos y hospitales en otros países cuando viaja”, ahora llegó a México a promocionar una fragancia y el lunes acudirá a ayudar a los damnificado por el sismo de 2017 en Xochimilco “amo México, me encantan los tacos, quiero ayudar a los niños”, así se despidió la multimillonaria del territorio mexiquense.