Skip to content Skip to footer

Piden esclarecer muerte de priísta

El Movimiento Antorchista y el alcalde de Chimalhuacán, Telésforo García Carreón fijaron un plazo de tres meses para que el Procurador de Justicia del Estado de México, Miguel Ángel Contreras Nieto resuelva el asesinado de la ex líder priísta, Paola Barrera Mazón, ocurrido el pasado viernes.

Más aún, los antorchistas le dieron a Contreras Nieto dos posibles hipótesis para la investigación: la primera es una disputa de los bienes de su ex esposo, Hugo Ríos Arrieta, también asesinado en 2011; y la segunda, un móvil político por la disputa del consejo municipal del PRI en Chimalhuacán.

En conferencia de prensa el alcalde de dicho municipio, Telésforo García Carreón, dijo que dos o hasta tres meses son razonables para que el Ministerio Público entregue los primeros resultados.

“Queremos que en un tiempo razonable se den datos y pruebas de que están investigando, y si vemos que no hay resultados volveremos a venir a la oficina del Procurador para que se presione tantito y nos dé una respuesta efectiva, no vaya a ser como los otros homicidios que al cabo de un tiempo se olvidan y no tienen solución”, dijo García Carreón.

Después de ofrecer una conferencia de prensa en Toluca, los antorchistas acudieron a las instalaciones de la Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJEM) para solicitar una audiencia con el titular, Miguel Ángel Contreras o con alguien que los pudiera atender para informarles de los avances en las investigaciones del homicidio.

Como se recordará, el viernes en la tarde Paola Barrera Mazón fue asesinada de un balazo frente a su domicilio ubicado en el Barrio de Acuitlapilco, Chimalhuacán. Además de haber sido dirigente del PRI en el municipio, se desempañaba como encargada del Registro Civil Número uno en aquella demarcación del oriente.