Skip to content Skip to footer

“Por 226 pesos arriesgamos la vida”, protestan combatientes forestales

"Tenemos jornadas laborales que pueden empezar a las 6 de la mañana y terminar a las 21 horas", expresó uno de los trabajadores

La muerte de dos combatientes forestales del Edomex el pasado 2 de mayo –durante un incendio en Zacazonapan– ha despertado la inconformidad de los 300 trabajadores de Probosque. Día a día combaten incendios en condiciones laborales deplorables; por ello, este lunes decidieron parar labores y protestar en la capital mexiquense.

Te puede interesar: Incendios han dañado mas de 2 mil hectareas de zonas forestales en Edomex

A medio día, más de cincuenta trabajadores se congregaron en la alameda central; portaban su desgastada ropa de trabajo,  cascos,  casacas amarillas, gafas y botas. Salieron en marcha con dirección a palacio de gobierno con carteles en los que se leía: “Exigimos contrato fijo con derecho a antigüedad”, “Disfrute de vacaciones”, “Nosotros cuidamos los bosques, combatimos incendios forestales. ¿Quién cuida de nosotros?” 

Justicia laboral

Los trabajadores caminaban a paso rápido –como si fueran a atender un incendio. La marcha fue encabezada por una manta con la leyenda “Justicia Laboral”. A los costados se repartían volantes sobre sus condiciones laborales; la intención era sensibilizar.

Combatientes forestales del Edomex exigen pago de horas extra y aumento salarial. Fotos: Carlos Pérez.

“Actualmente, como combatientes adscritos a dicha dependencia ganamos 226 pesos al día con jornadas laborales que pueden empezar a las 6 de la mañana y terminar a las 21 horas. Un total de 15 horas sin que se paguen horas extras. Aun cuando el trabajo que realizamos es extremo, trabajando con temperaturas altas, generadas por el fuego, el humo, la topografía del terreno, entre otras, sin que esto sea tomado en cuenta y se vea reflejado en nuestros salarios”, señalaba su escrito.

Los combatientes avanzaron por Independencia y doblaron a un costado de la Legislatura, mientras contingentes de maestros, que ahí protestaban, lanzaron consignas de apoyo. Sin embargo, la marcha fue interrumpida por un cerco policial que evitaba que los manifestantes se acercaran a palacio de gobierno. Ahí el gobernador Alfredo del Mazo sostenía un encuentro con el embajador de Estados Unidos, Ken Salazar.

Te recomendamos: Quema Probosque 49 hectáreas del parque Sierra Morelos para “evitar incendios”

Personal de gobernación ofreció un diálogo a los trabajadores en las oficinas de la Subsecretaría de Gobierno Valle de Toluca, ubicadas en Hidalgo. Por ello, un contingente –que se fue engrosando con la llegada de más trabajadores que se sumaron a la protesta– se trasladó a este lugar.

“Somos los combatientes forestales cansados de la situación. Desafortunadamente el primero de mayo fallecieron dos compañeros y de alguna forma hace reflexionar. Por 226 pesos arriesgamos la vida y todos dependemos del bosque. Si a nosotros no nos dan algo que les espera a los demás”, expresa en el trayecto uno de los trabajadores.

Mueren 2 combatientes forestales del Edomex

El 1 de mayo, fecha en la que se conmemora el Día del Trabajo y una histórica lucha obrera por condiciones dignas de empleo, “Santiago y Max” –dos combatientes forestales que realizaban tareas para apagar un incendio en el Ejido de San Andrés, en Zacazonapan– perdieron la vida. Además, otro trabajador resultó gravemente herido.

Mientras avanzaban a la subsecretaría la población manifestaba su apoyo: “son héroes”, señaló un policía municipal quien reconoció la labor de los trabajadores. Además, una enfermera les expresó: “bravo, qué bueno que exijan”.

El contingente se congregó dentro de la subsecretaría y una comisión inició un diálogo, del que los trabajadores advirtieron “no queremos que nos den más atole con el dedo”. Los combatientes expresaron que llevan más de 3 años planteando en pláticas sus demandas. La última fue el pasado viernes con el director de Protección Forestal, José Alberto Becerril Bedolla; sin embargo, tras no ver avances, este lunes también exigieron su renuncia.

 “Al llegar a su oficina se burlaron de nosotros, creyeron que no haríamos nada, pero ahora aquí estamos”.

A la espera de resultados,  los trabajadores  mostraron sus uniformes rotos y sus botas deterioradas. “Apenas nos dan un uniforme al año, las botas se acaban en un solo incendio, además se paga equipo inservible  a sobre precio”. Uno a uno enumeraron sus inconformidades y destacaron casos de trabajadores que han soportado estas condiciones por 5, 7 y más años.

Los trabajadores explican que reciben equipo de trabajo y protección solo una vez al año. Fotos: Carlos Pérez.

Por el momento, los ofrecimientos del gobierno del Edomex no han sido satisfactorios para los combatientes forestales. Solo se planteó un aumento salarial del 10 por ciento, es decir, apenas 26 pesos más al día.