Skip to content Skip to footer

Presenta PRI contrapropuesta de reforma electoral; coincide en reducción de diputados

A pesar de la reducción de diputados, el PRI propone que el 50% de los curules sean ocupados por plurinominales

El Partido Revolucionario Institucional presentó su propia reforma electoral en contraposición a la presentada por el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador. El coordinador del grupo parlamentario del PRI, Rubén Moreira Valdez, presentó su iniciativa en una conferencia de prensa.

“Vamos a presentar la iniciativa de reforma constitucional en materia electoral, que promoverá en los próximos días el PRI […]. Esta es una propuesta propia y hecha 100% en casa. Es hechura del partido, contando con la participación de cuadros especializados y de mucha experiencia política […] así como de expertos”, dijo.

La reforma fue sintetizada en diez puntos. “Queremos dejar claro que esta propuesta no se trata de antagonismo frente a la propuesta de Morena”. Sin embargo, Moreira Valdez afirmó que al “analizar” la propuesta de ese grupo parlamentario, concluyeron que es “poco seria y no abona resolver los problemas político electorales del país, sigue la lógica de polarizar, dividir y fracturar a la sociedad mexicana”. Además, afirmaron que atenta contra la instituciones.

Te recomendamos: Los puntos claves de la reforma electoral del presidente López Obrador

Los “objetivos centrales”

Democracia…

  1. Representativa.
  2. Ciudadana.
  3. Barata.
  4. En paz

De acuerdo con Moreira, “para que exista la democracia, deben existir los partidos políticos”.

Dentro de su reforma buscan:

  1. Reducir las diputaciones de 500 a 300: 150 diputados elegidos de mayoría relativa y 150 en representación proporcional, disminuyendo los distritos y las juntas locales.
  2. Segunda vuelta para la elección presidencial en caso de que no se alcance la mayoría absoluta (más del 50%). Moreira afirmó que las elecciones de 2006 y 2012 se resolvieron con diferencias menores al 6%.
  3. Crear la figura de la vicepresidencia de la República. El vicepresidente iría en la fórmula del candidato presidencial y así sería electo. Tendría la facultad de asistir al Senado de la República, con voz, pero sin voto.
  4. Mayor libertad de expresión durante las campañas electorales. Eliminar las restricciones de ataques a la moral, a la vida privada, a derechos de terceros. “queremos permitir la libre expresión, sin uso de recursos”.
  5. Reducción de hasta 30% del financiamiento público a partidos y ampliación del financiamiento ciudadano global.
  6. Combate frontal a la injerencia del crimen organizado en los procesos electorales. Crear un sistema nacional de protección electoral, dentro del sistema nacional de seguridad pública.
  7. Voto electrónico en modalidad de urna electrónica.
  8. Nacionalización plena de comicios federales y locales. Desaparecer las OPLES y fijar un presupuesto fijo para el Instituto Nacional Electoral dependiendo del tipo de comicio y que no pueda ser modificado por la Cámara de Diputados.
  9. Fortalecimiento del nombramiento de consejeros electorales. El Comité Técnico de Evaluación realizará quintetos y la Junta de Coordinación Política elegiría a uno de cada lista de partidos.
  10. Fortalecimiento de la autonomía y eficiencia de la justicia electoral y del TEPJF. Los magistrados serán electos por la Suprema Corte de la Nación y desaparecer con los Tribunales Electorales estatales.