Skip to content Skip to footer

Protestan trabajadores del “tubo” frente a palacio

Bailarinas, cadeneros y meseros que laboran en diversos Table Dance de la entidad se manifestaron por la tarde de este miércoles frente a palacio de gobierno, para exigir no cierren sus fuentes de trabajo. ¡No somos criminales!

“El Table Dance no es un delito” se leía en las diversas pancartas que jóvenes de entre 19 y 25 años de edad portaban. “Señor gobernador en el artículo 5 de la Constitución dice que cada mexicano es libre de escoger su profesión”, “Soy Bailarina porque quiero, no me obligan”, eran las frases que gritaban las jóvenes ante el cierre inminente de los centros nocturnos, operativo que se emprendió desde el mes pasado, tras el anunció que realizó el gobernador, Eruvel Ávila Villegas de “acabar” con estos lugares.

Julio César Espinoza leal, portavoz de los trabajadores de centros nocturnos comentó que la decisión del gobernador está poniendo en riesgo alrededor de 5 mil empleos directos, debido a que en cada lugar se tiene un cálculo de 30 personas laborando entre meseros, cadeneros, bailarinas.

“Hoy nos vimos obligados a salir a manifestarnos porque el gobierno decidió quitarnos nuestra fuente de empleo, nos pone trabas para renovar la licencia de funcionamiento, pidiendo nuevos documentos que son prácticamente imposibles de conseguir por cuestiones burocráticas”

Desde el 25 de enero, cuando Ávila Villegas , anunció que en breve presentará ante el Congreso local una iniciativa para crear la “Ley de Unidades Económicas”, por medio de la cual pretende aniquilar la existencia de todos los giros rojos, mejor conocidos como Table Dance a la fecha se tiene un registro de 524 negocios suspendidos.

“Creo que el gobierno nos está satanizando, es verdad que nosotros operamos con licencias de centros nocturnos, porque la normatividad no tiene un giro especial para nosotros, lo que buscamos es trabajar en regla pero con esta medida de exterminio sólo se está fomentando el desempleo”

Los casi 600 manifestantes entregaron un pliego petitorio a la administración estatal, entre los puntos que destacan, es permitirles abrir de manera inmediata, facilidad para la tramitación de licencias, repuesta a la solicitudes de obtención de la factibilidad sanitaria, transparencia en la información sobre la Ley de Unidades Económicas, así como acercamiento con la Fiscalía especializada en la Trata de Personas, para que los oriente y eviten incurrir en este delito, que es el argumento principal para clausurar los Table.

Dafne, una joven de 18 años de edad expresa ante las cámaras que sin su trabajo será difícil mantener a su pequeño hijo, y contribuir al gasto familiar, pero no comprende porque el gobierno comenzó una persecución contra los centros nocturnos, si muchos de los funcionarios asisten a estos lugares, la han visto bailar, y ahora resulta que los quieren cerrar.

“Que me va ofrecer el gobierno 600 pesos mensuales a través de un programa claro que para ellos es muy fácil determinar cerrar y ya, porque ganan mucho dinero, a nosotros nos quitan nuestra fuente de trabajo, nos están dejando en la calle”

Los quejos conformaron una comitiva para entablar un diálogo con el gobierno, sin embargo advirtieron que sus peticiones son muy claras, la apertura de los antros, y no cederán en su lucha para conseguirlo.