Skip to content Skip to footer

Prueba de fuego la reapertura de comercios, no todos lo lograrán

Del 17 de marzo al 4 de julio, las pérdidas económicas en el sector ascienden 3 mil 800 millones de pesos.

Sin acceso a créditos que realmente los ayuden a salir adelante, la apertura de micro y pequeños negocios del Valle de Toluca a partir de este lunes no será nada fácil; muchos de ellos podrían cerrar definitivamente por la difícil situación económica que enfrentan tras meses de inactividad por la pandemia.

Juan Felipe Chemor Sánchez, presidente de la Cámara Nacional de Comercio y Servicios Turísticos de Toluca, informó a AD Noticias que –del 17 de marzo al 4 de julio– las pérdidas económicas en el sector ascienden a 3 mil 800 millones de pesos.

En mayo, el organismo estimaba el cierre de entre 50 y 100 mil negocios y una pérdida de hasta 150 mil empleos en el Estado de México. Sin embargo, esas cifras podrían ser mayores. pero será hasta finales de julio cuando la Canaco cuente con datos actualizados sobre la situación de los comercios mexiquenses afectados por la crisis económica.

Con las cifras actuales, el presidente de este organismo empresarial estima que la recuperación de empleos tardará hasta dos años, si las políticas económicas para el sector continúan igual.

“Lo que se necesita son programas reales donde pueda llegar el dinero que ayude a que los negocios sobrevivan. Nadie en el ámbito comercio está pidiendo que le regalen nada”.

“Lo que se están pidiendo son créditos baratos, continuó, para que la gente pueda pagar posteriormente, para conservar sus negocios abiertos, para poder adquirir la mercancía que se requiera y conservar empleos”.

Señaló que si bien se han otorgado apoyos a instituciones financieras para que otorguen créditos, muchos de los negocios no han podido acceder a esos recursos “porque la comprobación que les piden no tiene nada que ver con la situación económica por la que se pasa”.

Con alrededor de 17 mil afiliados en 68 municipios de la entidad, que en su mayoría son micro y pequeños, destacó que son éstos los que enfrentan un panorama más complicado.

“Muchos negocios van a abrir sus puertas con el 10% de lo que tenían acostumbrado. Eso no va a generar que tengan utilidad, sino que van a empezar a operar con pérdidas. Y allí existe el peligro del cierre de más negocios”.

La reapertura, tras meses de no contar con ingresos, también perjudica a estas micro y pequeñas unidades productivas en el sentido de que ahora también deben invertir en insumos y acciones que garanticen la protección sanitaria de sus empleados y clientes.

En el caso de papelerías, tortillerías y otros comercios chicos el gasto que tendrán que hacer quizá no será muy alto, “pero el tener que invertir 600, 700 pesos, y que además será de manera constante, de aquí en adelante, es una carga fuerte”.

Chemor Sánchez refirió que las pequeñas empresas tendrán que destinar alrededor de 10 mil pesos para contar con todos los insumos necesarios brindar sus servicios –cubrebocas, gel antibacterial,tapetes sanitarios y termómetros entre otros–, así como para la adecuación de sus espacios con el fin de darle seguridad a su clientela.

A eso se suman los gastos normales, como el pago de renta de sus locales y el de salarios “y las ventas no van a regresar a la normalidad hasta dentro de muchos meses”, estimó el presidente de la Canaco Toluca.

Entre las estrategias y acciones que se han puesto en marcha para reactivar al sector comercio, Juan Felipe Chemor destacó que una de las más importantes es la que fomenta el consumo local.

Por ello, pidió a proveedores y gobierno que adquieran sus productos e insumos en los negocios de la región, ya que eso ayudará a las micro y pequeñas empresas a salir adelante de esta crisis.