Skip to content Skip to footer

Legado de Nelson Mandela será determinante en la libertad de Kenia Hernández

La activista amuzga se encuentra en un penal de máxima seguridad en el estado Morelos

Cuando Fabiola Vite, directora del Centro de Derechos Humanos “Zeferino Ladrillero”, habló sobre los vínculos entre los activistas por los derechos humanos Nelson Mandela y Kenia Hernández, enfatizó en que ambos defendieron y defienden la tierra, así como la libertad de otras personas, incluso desde la prisión.

Lee: ¿Por quién pregunta el presidente?

En el “Foro Internacional: el legado de Nelson Mandela para la libertad de Kenia Hernández”, Vite también recordó las Reglas Nelson Mandela —122 preceptos que buscan proteger las garantías básicas de las personas privadas de su libertad— y añadió que en las cárceles mexicanas sucede todo lo que no debería suceder. Por ejemplo, expresó la diputada federal y expresa política, Susana Prieto, a Kenia Hernández solo le permiten tomar el sol una vez a la semana.

Kenia Hernández, una mujer libre incluso en prisión

Fue en junio de 2020 cuando a Kenia Hernández la llevaron a prisión, acusada de presunto robo con violencia. Actualmente enfrenta nueve causas penales en el Estado de México, Morelos y Guerrero, además, ya cuenta con una sentencia de 22 años y nueve meses de prisión. Por eso se encuentra en un penal de máxima seguridad en Morelos, por eso y porque “su peor delito fue haberse metido con empresarios”, mencionó Esmeralda Vallejo de la organización “Hermila Galindo”.

Te recomendamos: Kenia Hernández, cuando defender la vida incomoda al poder

Antes de que la encarcelaran, dijo Vite, a Kenia le gustaba salir muy seguido a la playa, estar descalza “si estuviera aquí, ya se hubiera quitado los zapatos”; le gusta sentir la tierra, sentir la arena, sentir el viento, “ella es una mujer a la que la vida no le alcanza”.

Pero, volviendo a lo que une a Mandela con Kenia, ella, como el defensor sudafricano, sigue luchando por la libertad aun estado en el lugar más oscuro, “aún ahí, ella sigue siendo defensora de los derechos humanos, aún ahí ella sigue siendo una lideresa social”, continuó Fabiola Vite y se refirió a las dos huelgas de hambre que ha realizado la activista desde prisión y que dejaron secuelas en su salud.

Dentro del penal Kenia ha escrito poemas, como “Un endecasílabo a la esperanza” cuyos versos aluden a la paciencia que tiene el botón de una flor hasta que abre, o de los granos de arena más alejados del mar que aguardan la frescura de una ola.

“Su peligro es la palabra”, afirmó Vite antes de que el foro concluyera con un audio que trajo de la voz de Kenia desde la prisión:

“Me siento muy agradecida porque sigan luchando, la lucha no para allá afuera. Se necesita seguir haciendo visible las desigualdades, pero, principalmente, que se siga luchando por deconstruir las desigualdades, que se siga luchando para que no haya más injusticias. Trascendamos el Estado aunque nos encierren, aunque nos persigan. No dejemos de luchar por lo justo, por la paz. Hasta la victoria siempre…”