Skip to content Skip to footer

Queman fetos para producir energía en hospitales

Al menos 27 organismos del Sistema Británico de Salud incineraron miles de fetos abortados de manera natural para producir energía, revela una investigación periodística.

El Canal 4 de Reino Unido informó que uno de los principales hospitales públicos de ese país, el Addenbrooke, en la localidad de Cambridge, ha incinerado 797 fetos de menos de 13 semanas de gestación, muertos por aborto natural, dentro de un plan para la conversión de residuos clínicos en energía para la calefacción de sus instalaciones.

Por su parte, el centro Isqwich, un hospital privado, incineró mil 101 fetos entre 2011 y 2013, con el mismo objetivo, según reveló el canal televisivo en su programa Dispatches.

La investigación también dio a conocer que en los últimos dos años, en por lo menos 27 instituciones de salud británicas han incinerado 15 mil 500 restos fetales.

Sólo en diez de esos hospitales, han aceptado que los fetos han sido incinerados mezclados con otros residuos clínicos, para reducir el volumen de los “desechos”.

Se reportó además que los padres que sufrieron la pérdida no fueron consultados con respecto al destino de los fetos.

En algunos casos sólo se les informó que el producto de la gestación abortado había sido cremado, pero no se les especificó los fines.

Momentos antes de la transmisión del programa, la Secretaría de Salud británica calificó de “totalmente inaceptable” dicha práctica y dio instrucciones para la inmediata prohibición de la misma y que los hospitales garanticen que se respetan las prácticas adecuadas.

(Con información de SINEMBARGO.MX)