Skip to content Skip to footer

Realizaba El Chayo ritos con órganos humanos: AC

El Comisionado para la Seguridad y el Desarrollo Integral de Michoacán, Alfredo Castillo Cervantes, dijo que se cuentan con declaraciones de personas detenidas quienes aseguran que Nazario Moreno “El Chayo”, líder de Los Caballeros Templarios abatido en Tumbiscatio, realizaba ritos de iniciación donde obligaba a comer órganos humanos.

“['El  Chayo'] llegó a decirle a personas que como ritual, su consideración era ‘hoy vamos a comer el corazón de una persona’ y que se les obligaba a comer, son casos que no nos constaba, pero hubo gente que declaró eso”, dijo Castillo Cervantes en la primera emisión radiofónica de Noticias MVS.

El día de ayer, la Secretaria de Seguridad Pública (SSP) del estado anunció la detención de Manuel Plancarte Gaspar, sobrino de uno de los principales líderes del grupo criminal, Enrique “Kike” Plancarte Solís, acusado de secuestrar y mutilar a personas, en especial a niños, para el tráfico de órganos.

De acuerdo con Caros Hugo Castellanos Becerra, el titular de la dependencia, Plancarte Gaspar, de 34 años, es investigado por la muerte de menores de edad, a quienes extraía sus órganos para venderlos.

El funcionario explicó que el detenido operaba en los municipios de Apatzingán y Uruapan.

Este mañana, al ser cuestionado sobre esta práctica criminal, Castillo Cervantes dijo que  “según declaraciones, Nazario Moreno ‘El Chayo’ realizaba ritos de iniciación donde obligaba a comer corazones humanos”.

“Habíamos tenido una línea de investigación en donde como un proceso de iniciación también utilizaban los órganos, en este caso el corazón, en donde obligaban a las personas, en este proceso de iniciación, a comérselos, y podría ser en ese sentido el tema de los órganos”, comentó.

Sin embargo, el enviado por el Presidente Enrique Peña Nieto dijo que aún no se cuenta con pruebas sobre este tipo de rituales además de que indicó que el tema de tráfico de órganos es muy complejo, por lo que se tendría que analizar con especialistas.

“Son datos que no nos consta porque no tenemos quién estuvo ahí para validarlo, pero hubo gente que nos llegó a hacer ese tipo de declaraciones, que por instrucciones de él se los llegaban a dar, les decían: ‘vamos a tener una cena’, y qué es la cena, pues es esto”, relató el Comisionado. Castillo Cervantes dijo que en base a las mismas declaraciones de templarios se tiene conocimiento de que se estaba realizando la extracción de órganos a menores, pero aún no se sabe si se utilizaban para tráfico u otro fin, como los ritos de iniciación.

Es conocido que “El Chayo” dirigía La Familia Michoacana y Los Caballeros Templarios bajo códigos de secta religiosa que él mismo creó. Castillo dijo que el tráfico médicamente es muy difícil, aunque precisó que tras la detención de Manuel Plancarte Gaspar “sí se está hablando de niños a los que se les estaba extrayendo los órganos”.

Agregó que “en el Ministerio Público declaran todo pero ya después se retractan. Pero es información validada con otras informaciones”.

El delito de tráfico de órganos se suma a la lista de crímenes que realizan Los Templarios en la entidad, entre los que se encuentran la extorsión, el contrabando, robo de minerales, violaciones y secuestros. Los delincuentes –según autoridades– utilizaban coches y camionetas para raptar a niños en pueblos aledaños.

Los mataban en casas rentadas y un grupo de médicos les extraía las vísceras para venderlas en el mercado negro.

Castellanos Becerra no quiso ahondar en el número de víctimas, pero dijo que más adelante se darán más datos sobre el caso. De acuerdo con los primeros informes, Plancarte Gaspar, ubicado por fuentes oficiales como el sobrino de “Kike” Plancarte, estaría detrás de la desaparición de decenas de menores en la entidad.

El Secretario de Seguridad reconoció que es complejo el esclarecimiento de los hechos, ya que tiene que investigar hechos que ocurrieron en años anteriores.”Este delito es relevante dado el impacto social, ya que involucra a menores de edad, que son el sector más sensible de la sociedad”, mencionó.


(Con información de SINEMBARGO.MX)