Reclaman a Eruviel y él les invita “a tomar un café”

Un gobernante esquivo, mordaz en sus comentarios pero, sobre todo, indolente a lo que los mexiquenses le expusieron, es el que se dejó ver este domingo al momento de emitir su voto. El periodista Jenaro Villamil, expone en la página Homozapinng la manera en que el mandatario saliente respondió a los reclamos de inseguridad y, […]

Un gobernante esquivo, mordaz en sus comentarios pero, sobre todo, indolente a lo que los mexiquenses le expusieron, es el que se dejó ver este domingo al momento de emitir su voto.

El periodista Jenaro Villamil, expone en la página Homozapinng la manera en que el mandatario saliente respondió a los reclamos de inseguridad y, fuertemente arropado por su staff, se limitó a responder lo que le dio la gana e, incluso, “invitó” a tomar un café a un reportero que le pidió respondiera a los señalamientos de que él está coordinando el operativo de inducción del voto.

A las puertas del Colegio Jean Piaget, de Ciudad Azteca, llegaron las camionetas de televisión, las “movilizadoras” del voto del PRI, los guaruras, las porristas profesionales y decenas de reporteros para “cubrir” la emisión del voto del mandatario.

El periodista refiere: “-¡Gobernador, ya estamos hartos de los secuestros! –le grita una señora joven, Patricia, mientras Eruviel Ávila esquivaba las preguntas de la prensa sobre la inseguridad.

A la señora, lejos de darle una respuesta satisfactoria, también la invitó a tomar un café y, así, sin perder la compostura “ni las mejillas sonrosadas que lo hicieron famoso desde la campaña de 2011, cuando se comprometió a rescatar al Estado de México de la ola de inseguridad”, siguió su paso.

Tras emitir su voto en la casilla 192, Ávila Villegas aseguró que “existen las condiciones de seguridad” en una entidad donde la delincuencia ha crecido y en la cual Ecatepec, municipio que él gobernó en dos ocasiones, ocupa los primeros lugares en inseguridad.

“¿Qué opina de la acusación de que el gobierno de usted está coordinando el operativo de inducción del voto?”, se le preguntó, mientras salía de la casilla, a lo que respondió sin inmutarse: “Por ley no puedo hacer ningún pronunciamiento en relación con los contendientes y la jornada electoral.

Nosotros somos imparciales, pero te invito a tomar un café”.