Skip to content Skip to footer

Registra México récord en secuestros y extorsiones

El secuestro y la extorsión alcanzaron el año pasado "máximos históricos" en México, donde al mismo tiempo hay datos "alentadores" como la reducción de asesinatos, dice un informe presentado por una organización civil.

El director general del Observatorio Nacional Ciudadano, Francisco Rivas, señaló que el escenario es "complejo" y no hay "verdaderamente una política nacional" para erradicar la inseguridad, sino sólo programas puntuales para zonas violentas, como el estado de Michoacán.

"Estamos enfrentando un problema muy complejo en materia de inseguridad y por lo tanto no podemos esperar que estos problemas se resuelvan sólo a través de programas contingentes", indicó.

De acuerdo con el informe anual de la organización sobre delitos de alto impacto, en 2013 las denuncias de secuestro y extorsión aumentaron el 20,97 y 10,59 por ciento, respectivamente.

En cambio los homicidios intencionales, dentro de los cuales están incluidos los del crimen organizado, bajaron el 16,48 por ciento. Más de la mitad fueron cometidos con armas de fuego.

Además hubo disminución del número de homicidios accidentales (-1,08 por ciento), robos con violencia (-4,52 por ciento) y robo de vehículos (-10,42 por ciento).

Rivas indicó que el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto mide sus éxitos en materia de seguridad a partir de las cifras de asesinatos, pero este indicador no es el principal para la ciudadanía.

"Esta autoridad ha decidido que el homicidio doloso es el elemento que mide los avances en materia de inseguridad", afirmó.

Sin embargo, señaló que los secuestros ahora afectan a todos por igual.

"Hace 15 años secuestraban al gran empresario por millones de dólares, hoy secuestran a cualquier persona del país (…) Hay secuestros desde el albañil hasta el maestro de escuela, hasta la señora ama de casa que iba pasando", explicó.

Según el director de la organización, de los 2.500 municipios de México hay todavía "un gran número" donde se puede vivir tranquilo, pero hay problemas "muy preocupantes en las grandes áreas urbanas del país".

Rivas consideró como caso ejemplar en reducción de la inseguridad al norteño estado de Chihuahua, y en particular a Ciudad Juárez, que llegó a ser considerada la más peligrosa del mundo y "parecía totalmente perdida".

(Con información de DPA)