Skip to content Skip to footer

Regresa Sala Superior triunfo al PRI en Coacalco

En Atlautla las y los magistrados desecharon el recurso promovido por Morena

La Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación regresó al PRI el triunfo en el municipio de Coacalco, al considerar que el recurso fue promovido fuera de tiempo y que el priísta David Sánchez Isidoro sí es elegible.

También confirmó la nulidad de la elección del municipio de Atlautla por violencia política de género, por lo cual el siguiente año habrá elección extraordinaria y el primero de enero entrará en funciones el ayuntamiento provisional recién nombrado por la Legislatura local.

En el caso de Coacalco las y los magistrados consideraron que fue contrario a Derecho que la Sala Toluca recibió el recurso 104 días después del plazo legal y consideró que David Sánchez Isidoro sí es elegible; por lo cual revocó la sentencia de nulidad, confirmó la validez de la elección del seis de junio, restituyó el triunfo de la alianza Va por el Estado de México y retiró la constancia de mayoría a Morena.

Al no aceptarse el recurso de Morena, no se anularon más casillas y se recompuso el cómputo de votos, con lo cual ganó la coalición encabezada por el tricolor, al tiempo de revocar la sentencia de inelegibilidad, al considerar la inexistencia de una pena autónoma de suspensión de sus derechos políticos, afirmaron que cumple con el modo honesto de vivir y ordenaron entregar la constancia a la planilla encabezada por Sánchez Isidoro.

Atlautla


En Atlautla las y los magistrados desecharon el recurso promovido por Morena, pues consideraron que las bardas vandalizadas contra la ex candidata del PRI tuvieron un impacto determinante entre la población, afectaron los derechos de la ex abanderada y se generó un escenario de desventaja en la contienda.

La Sala Superior consideró que la elección se vició de forma trascendente por hechos que no pueden ser pasados por alto, y los cuales transgredieron la certeza en la elección. Consideraron que se vulneró el derecho a ser votada de la excandidata a acceder a un cargo público, por lo cual confirmó la anulación de la elección.

Las y los magistrados advirtieron que la violencia política es causa grave y el caso debe analizarse con perspectiva de género, pues los mensajes se colocaron en lugares estratégicos para afectar a la excandidata. Advirtieron que la violencia política no debe ser normalizada.